Exalcalde de Nueva Armenia es sospechoso de matar a su esposa

Roberto Francisco López se encuentra hospitalizado tras supuestamente intentar quitarse la vida.

En esta imagen aparecen el exalcalde Francisco Roberto López y su esposa.
En esta imagen aparecen el exalcalde Francisco Roberto López y su esposa.

Tegucigalpa, Honduras.

Francisco Roberto López (80), exalcalde de Nueva Armenia, Francisco Morazán, fue hospitalizado de emergencia en las últimas horas, ya que al parecer quiso quitarse la vida luego de supuestamente asesinar a su esposa.

Su pareja de nombre Brenda Griselda Vásquez recibió un balazo en su cabeza, por lo que murió de inmediato, no así el exedil, quien fue movilizado rápidamente a una clínica de la capital y ahora se debate entre la vida y la muerte.

Lea también: Muere mujer que había salido herida en ataque a un bus

Por ahora se desconoce la verdadera causa que habría orillado al exalcalde a tomar tal decisión, por lo que serán las autoridades las que determinen posteriormente el verdadero motivo conforme a las investigaciones.

Fue detenido en octubre de 2019

El alcalde del municipio de Nueva Armenia, Francisco Morazán, Francisco Roberto López, fue arrestado tras ser acusado por el Ministerio Público del delito de defraudación fiscal en perjuicio del Estado de Honduras.

El jefe edilicio fue esposado cuando transitaba por la carretera CA-5, frente a la estación policial del municipio de Sabanagrande, donde estaba un retén de manera permanente.

La orden de aprehensión fue emitida el 6 de agosto de 2019, por el Juzgado de Letras Penal de Francisco Morazán, con sede en el barrio La Granja, de la capital.

Por una orden del juez que conoció la causa, López fue suspendido de sus funciones como alcalde de Nueva Armenia el pasado 13 de septiembre, ya que estaba en pie la investigación sobre el ilícito que se le imputaba.

exalcalde 2(1024x768)
El exedil ha estado envuelto en constantes casos legales con relación a sus administraciones.

Tras su aprehensión, López fue trasladado desde Sabanagrande hasta la capital, para luego ser remitido a la Fiscalía y continuar con su proceso legal, pero después de unas horas la situación fue dilucidada a su favor.

El ciudadano había sido denunciado en años anteriores por situaciones ligadas a su desempeño como alcalde de ese municipio, pero en ninguna de ellas se le había comprobado su culpabilidad.

“Se han pasado con este humilde ciudadano, me han despedazado por todos lados y hoy fui detenido como un vulgar delincuente sólo por un problema administrativo en el que yo no he tenido que ver nada”, expresó en su momento.

La Prensa