Dan último adiós a policía asesinado en Lempira

Abner Abdiel Hernández Guzmán murió en un enfrentamiento con criminales en la aldea Los Ranchos, de Lempira.

Más de dos mil personas asistieron al cementerio.
Más de dos mil personas asistieron al cementerio.

EL PROGRESO.

Con todos los honores, familiares y compañeros de armas le dieron el último adiós ayer en el cementerio de Agua Blanca Sur al agente de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) que murió en un enfrentamiento en Lempira.

Compañeros y amigos del clase I póstumo Abner Abdiel Hernández Guzmán lamentaron el hecho en el que otro policía fue abatido por la delincuencia en el cumplimiento del deber. El enfrentamiento fue la noche del domingo cuando Hernández intentaba sacar de una vivienda a un delincuente perteneciente a la banda de los Benítez Vásquez, muy conocida en aquella zona, específicamente en la aldea Los Ranchos.

En el hecho también resultó muerto Wilson el Tatuado Benítez, considerado el cabecilla de la banda criminal a quien le encontraron un fusil AK-47, en el cruce de balazos una mujer también resultó herida, por lo que fue llevada a un centro médico de la zona. Las autoridades intensificaron los operativos en el departamento de Lempira tras el incidente.

Vecinos del sector han reportado que la delincuencia ha incrementado en la zona, por lo que solicitaron mayor presencia policial. Más de dos mil pobladores, agentes de la DPI y jefes policiales llegaron ayer a Agua Blanca, de donde era originario el agente policial par darle el último adiós. Sus compañeros aseguraron que continuarán trabajando para combatir la delincuencia que cada día afecta a la ciudadanía honesta.