"Boxer Huber", cabecilla de la pandilla 18, es declarado culpable

El Ministerio Público logró el fallo condenatorio contra nueve miembros de la pandilla Barrio 18.

Boxer Huber llegó a al Tribunal de la Corte Suprema de Justicia.
Boxer Huber llegó a al Tribunal de la Corte Suprema de Justicia.

Tegucigalpa, Honduras.

Un Tribunal de la Corte Suprema de Justicia declaró culpable a Ricki Alexander Zelaya Camacho (46), alias Boxer Huber, por los delitos de portación ilegal de armas y almacenamiento de armas y municiones.

"Boxer Huber", jefe de la pandilla Barrio 18, fue condenado este miércoles junto a otros ocho miembros de su mara.

Entre los condenados también está Darwin Alexander García Suazo, alias Miedo, quien también era uno de los pandilleros más buscados por las autoridades hondureñas. Fue declarado culpable por los delitos de portación ilegal de armas y tres delitos más.

Los otros imputados son Karla Patricia Salgado Peña, Emelin Lizeth Romero Maradiaga, Wendy Xiomara Carrasco Martínez, alias la Zarca; David Alberto Verde Bonilla, alias Chino Tonsón, y Juan Francisco Lagos; todos ellos culpables por almacenamiento de armas, explosivos y municiones de uso prohibido y uso comercial.

El Ministerio Público logró condena también contra Anthony Misael Lemus Aguilar, alias Sólido, y contra Esdras Isaac Fúnez Aguilar, concido como Chaco.

Quién es el Boxer Huber

Ricki Alexander Zelaya Camacho, "Boxer Huber", creció en Los Ángeles, California, luego que su madre lo llevara ilegal a Estados Unidos, cuando él solo tenía tres años de edad.

El sujeto, con conocimiento perfecto del idioma inglés, se unió a la pandilla 18 cuando cumplio 11 años. En su récord criminal sobresale haber estado preso en la California State Prison, Centinela, en EEUU.

Tras ser puesto en libertad en el año 2003, Boxer Huber fue deportado a Honduras, adonde se convirtió en líder de la mara Barrio 18.

Reacciona el presidente Juan Orlando Hernández

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, opinó sobre la condena contra Ricki Alexander Zelaya Camacho, líder de la pandilla 18.

"Se les acabó la fiesta", escribió en su Twitter el mandatario, recordando el mensaje que le envió a los delincuentes en su toma de posesión en el año 2014.

Prosiguió: "Seguimos de frente por la paz y tranquilidad de nuestro pueblo".

La Prensa