Más noticias

Retiran cuerpos de las víctimas de múltiple crimen en Olancho

La Policía maneja que una venganza es el motivo del crimen de la familia de Lucio Rivera.

La Policía sigue investigando en la escena del crimen, en donde hallaron armas de grueso calibre.
La Policía sigue investigando en la escena del crimen, en donde hallaron armas de grueso calibre.

Tegucigalpa, Honduras.

En un ambiente hermético, los familiares retiraron de la morgue capitalina los cuerpos del papá, madrastra y cuñada de Lucio Rivera, condenado a 104 años de cárcel por vínculos con el crimen organizado, los que fueron asesinados junto a otras dos personas en San Francisco de la Paz, Olancho.

Las otras dos víctimas que eran trabajadores de la familia Rivera fueron retirados de la morgue horas después.

La hipótesis principal de la masacre continúa siendo la venganza, ya que Lucio Rivera era líder de una banda en Olancho que asesinó a varias personas y que pese a estar preso en Támara desde 2013 seguía operando, según las autoridades.

tc Lucionotas 180419 (2)(800x600)
Armas encontradas.

La Dirección Policial de Investigación (DPI) anunció que continúan recolectando información para dar con el paradero de los asesinos de la familia.

Los cargos. Lucio Rivera fue sentenciado a 104 años de cárcel por un triple homicidio, vínculos con el crimen organizado y por ser parte de una peligrosa banda dedicada a delinquir en Olancho. Desde su captura en 2013, Rivera permaneció en la cárcel de Támara desde donde, según información policial, continuaba operando sin ningún tipo de restricciones.

LEA: Así asesinaron a familiares de Lucio Rivera en Olancho

El pasado 3 de abril se ordenó el traslado de Lucio Rivera a la cárcel de máxima seguridad La Tolva, Morocelí, El Paraíso. Autoridades manejan que ya una vez en la nueva cárcel Rivera no podía proteger con mucha facilidad a su familia, situación que aprovecharon sus enemigos para asesinar a su padre, José Matías Rivera, la compañera de hogar y madrastra del preso, Dora Betulia Álvarez Gutiérrez, y la joven Astrid Acosta, quien era la esposa de su hermano.

DATOS
57 víctimas en homicidios múltiples se han registrado en el país en lo que va del año.
Para saber. José Visitación Rivera Álvarez, hermano de Lucio Rivera, sobrevivió al ataque junto a un bebé de 10 meses.

También fueron asesinados Júnior Figueroa Díaz, empleado de la familia, y Karina Meza dedicada al servicio doméstico.

Familiares. Doña Esperanza Figueroa, madre de Júnior Figueroa, empleado de la familia Rivera que fue asesinado junto a sus patrones, llegó a la morgue sumamente triste. La humilde mujer relató que para hacer el viaje tuvo que vender cinco gallinas, pues no tenía dinero para salir de la comunidad de La Empalizada, Juticalpa.

Dijo que su hijo siempre se dedicó al trabajo de campo y hace apenas nueve días había comenzado a trabajar con la familia Rivera. “Llegó a la casa hace tres días, le dijimos que se quedara, que ahorita había trabajo, pero dijo que le iba ir mejor donde estaba”, recordó.