Nueva York, Estados Unidos.

El diseñador Tom Ford dejará de presidir el Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA, por su sigla en inglés) a finales de este mes, después de tres años marcados por la crisis de la pandemia, según anunció este lunes la organización.

Ford relevó en 2019 como presidente de la patronal a Diane Von Furstenberg, que llevaba trece años en el cargo, una larga excepción, y aunque inicialmente su mandato iba a ser de dos años acabó ampliándolo debido a las “circunstancias extraordinarias”, según un comunicado.

El CFDA ha designado como presidente interino a Steven Kolb, que durante este tiempo ha sido el consejero delegado de la organización, y la junta directiva tiene previsto votar a un sustituto definitivo a finales de año para que ocupe el cargo en enero de 2023, agrega la nota.

Entre las iniciativas de Ford ha estado diversificar la composición de la junta y mejorar la inclusión de diseñadores y marcas de minorías y mujeres, coincidiendo con las reivindicaciones de justicia racial e igualdad en EE.UU. tras el asesinato de George Floyd en 2020 y el estallido del movimiento Black Lives Matter.

También quiso impulsar la visibilidad del sector de la moda del país con el llamado “Calendario de las Colecciones estadounidenses”, al que dio prioridad y flexibilidad temporal frente a una Semana de la Moda de Nueva York más compacta, repartida en menos días.

Algunos piensan que la moda solo es hacer prendas y accesorios bonitos, o montar pasarelas, vestir a celebridades y lanzar fiestas, sin considerar la increíble cantidad de trabajo que ocurre entre bastidores, o que el sector de la moda es un sector de 3 billones de dólares que emplea a millones de personas”, explicó.

La pandemia nos retó a todos a pensar en nuestros negocios de manera diferente, desde el proceso de diseño hasta la producción, pasando por cómo contactamos y hablamos a nuestros clientes”, agregó el diseñador, que se mantendrá en la junta directiva.