06/10/2022
08:20 AM

Más noticias

Meghan y Harry, disfrutaron de una nada lujosa cena con asado y cervezas entre 'plebeyos'

Los duques de Sussex acudieron este lunes, día festivo en Reino Unido, a comer a un pub cercano a su hogar de Frogmore Cottage donde disfrutaron de un menú que costaba 15 libras.

Reino Unido.

Tras la polémica en torno a la decisión de Harry y Meghan de utilizar jet privados durante sus vacaciones de agosto se calmó ligeramente una vez aclarado que dos de los vuelos habían sido costeados por su amigo Elton John y que las emisiones de carbono emitidas durante el viaje habían sido compensadas con la debida contribución a la organización Carbon Footprint.

Sin embargo, a nadie se le escapó que unos días más tarde la familia de los duques de Cambridge optó por una aerolínea económica para trasladarse a Escocia, gastando unas 400 libras ($488 dólares) en el viaje.

Aunque los duques de Sussex optaron por no responder directamente a las críticas, ahora parecen haberse propuesto demostrar con su última salida pública que los rumores sobre su lujoso estilo de vida no son ciertos.

MIRA: Elton John defiende a Meghan y Harry tras críticas por sus vacaciones

Este lunes, aprovechando que se trataba de un día festivo en Reino Unido, Meghan y Harry acudió a un pub cercano a su nuevo hogar de Frogmore Cottage para disfrutar de uno de los típicos asados ingleses en un menú que les costó 15 libras por cabeza.

Dos testigos presenciales -otra pareja que acudió a comer al local, llamado The Rose & Crown- han desvelado al periódico The Sun que el resto de comensales apenas se percataron de su presencia a pesar de que iban acompañados por el pequeño Archie, que se comportó de manera ejemplar, por dos miembros de su equipo de seguridad y por una tercera persona que se sentó a la mesa con ellos.

ADEMÁS: Palacio real tailandés publica fotos de la amante del rey, una general del ejército

Según ese mismo testimonio, el personal del pub -que se encuentra a diez minutos en auto del hogar de Harry y Meghan- actuó con total normalidad en torno a ellos y parecía bastante acostumbrado a su presencia, lo que desvelaría que son clientes habituales del lugar.