23/05/2024
12:49 AM

La fundación de Harry y Meghan, en riesgo por impago de cuotas

La organización benéfica del príncipe Harry y Meghan, duquesa de Sussex, ha sido declarada morosa por impago de cuotas e incapacidad para recaudar fondos

Madrid, España.

Los duques de duques de Sussex crearon la fundación Archewell, bautizada así en honor a su hijo mayor, para continuar adelante con su labor humanitaria incluso después de renunciar a su rol institucional en el seno de la monarquia británica.

Desde entonces, la labor de esta organización ha dado bastante que hablar debido al número de donaciones que recibe -dos en todo 2022, aunque por valor de 10 millones de libras- y el tiempo que le dedica el matrimonio, una hora por semana cada uno de ellos.

Ahora Archewell vuelve a encontrarse en el centro de la polémica tras salir a la luz que podría enfrentarse a multas por parte del departamento de justicia o incluso a una suspensión por una serie cuotas impagadas.

El pasado 3 de mayo, el fiscal general de California informó a la fundación que aparecía incluida como ‘morosa’ en el Registro de Organizaciones Benéficas y Recaudadores de Fondos por no presentar el informe anual requerido (s) y / o tasas de renovación.

Una organización que figure en la lista de morosos no está en regla y tiene prohibida toda conducta para la que se requiera registro, incluida la solicitud o el desembolso de fondos benéficos”, señala la carta a la que ha tenido acceso el portal People.

“La organización también puede estar sujeta a sanciones y su registro puede ser suspendido o revocado por el Registro. Una vez que presente el/los registro(s) moroso(s), se le notificará el importe de las tasas de demora que se adeuden”.

Aunque suene alarmante, en realidad se trata de un simple error administrativo.

Desde Archewell se presentaron a tiempo los documentos requeridos, pero el cheque de pago que los acompañaba no llegó a ser recibido.

Ahora habría enviado otro y el asunto debería resolverse con relativa rapidez en cuando se actualice en los registros correspondientes en los próximos siete días hábiles.