Renuncia de Meghan y Harry deja a 15 empleados sin trabajo

La renuncia del príncipe Harry y Meghan a la monarquía no solo ha afectado a la Familia Real, también a varios civiles que trabajaban para los duques de Sussex.

Meghan y Harry renunciaron a sus deberes reales para buscar independencia financiera.
Meghan y Harry renunciaron a sus deberes reales para buscar independencia financiera.

Reino Unido.

La decisión del príncipe Harry y Meghan Markle de abandonar su posición como miembros de primer rango en la Familia Real británica para dejar de representar a la reina Isabel II en actos oficiales y alcanzar independencia financiera dejó en el limbo a sus antiguos empleados.

Poco de casarse, el matrimonio se distanció física e institucionalmente de los duques de Cambridge estableciendo un centro de operaciones independiente del que hasta entonces había gestionado las agendas públicas y los asuntos personales tanto del príncipe Harry como de su hermano William desde el palacio de Kensington.

Ahora que se ha hecho evidente que Harry y Meghan se encuentran muy cómodos viviendo en Canadá, salta a la vista que no seguirán necesitando la misma cantidad de personal basado en Reino Unido.

MIRA: Después del Megxit otro divorcio sacude a Familia Real Británica

Según CNN, los duques de Sussex están cerrando su oficina en el Palacio de Buckingham, lo

Entre quienes se han quedado sin empleo se encuentran su secretaria privada Fiona Mcilwham y su jefa de comunicación Sara Latham, informó el Daily Mail.

Se espera que uno o dos miembros de su equipo con más antigüedad se integren en el personal de la monarquía en nuevos puestos de trabajo, pero el resto estaría negociando las indemnizaciones por despido.

Hasta el momento Harry y Meghan han dicho que planean pasar más tiempo en América del Norte, pero no han proporcionado detalles sobre dónde se asentarán.

Desde su retiró de sus deberes reales Meghan Markle volvió a una mansión de más de 14 millones de dólares en Vancouver, en la cual había pasado la Navidad, poco después Harry dejó Reino Unido para unirse a ella y su hijo Archie.

La Prensa