Meghan y Harry junto con Jennifer López en primera aparición pública tras Megxit

Los duques de Sussex tuvieron su primera aparición pública tras su renuncia a la Familia Real asistiendo a una cena del banco JP Morgan en Miami, Estados Unidos.

/

Estados Unidos.

El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle realizaron su primera aparición pública juntos desde su decisión de retirarse de la Familia Real Británica en un acto del banco estadounidense JPMorgan en Miami, anunció el viernes el Palacio de Buckingham.

"Puedo confirmar las informaciones según las cuales los Sussex asistieron a un evento de JPMorgan ayer (jueves) en Miami, donde el duque tomó la palabra", declaró una portavoz del palacio.

Se desconoce si el príncipe Harry recibió una remuneración por su discurso, pronunciado según los medios en un lujoso hotel frente al mar.

El diario Mirror dijo que la pareja podría recibir cerca de medio millón de dólares por haber participado en el evento; esto más los gastos de traslado y hospedaje.

De acuerdo a testigos, los duques de Sussex pasaron la noche charlando con Jennifer López y su prometido Alex Rodríguez.

"Harry y Meghan se llevaron muy bien con Jennifer y Alex, y pasaron un tiempo charlando con ellos durante la cena.", dijo un testigo a Page Six.

Al parecer, la conexión fue tal que la diva del Bronx habría invitado a Meghan y Harry a su hogar en Miami.

"Se escuchó a JLo invitar a la pareja y su bebé Archie a la casa de ella y Alex en Miami para pasar tiempo con ellos y sus hijos".

ADEMÁS: Kate Middleton sufre momento a lo Marilyn Monroe cuando el viento levanta su falda

Los duques de Sussex habrían sido trasladados en un jet privado de JPMorgan desde Vancouver a Palm Beach, donde se dice que se quedaron en la casa de la amiga de Meghan, la leyenda del tenis Serena Williams.

Una nueva vida

En enero, Harry, de 35 años, y Meghan Markle, de 38, anunciaron que abandonaban sus funciones como miembros de primer plano de la realeza para conseguir independencia financiera.

La reina Isabel II les acordó un "periodo de transición" entre el Reino Unido y Canadá.

La pareja, que en múltiples ocasiones había mostrado su preocupación por la presión mediática, se instaló en la isla de Vancouver, frente a la metrópolis canadiense de la costa del Pacífico, donde se han estado quedando en una mansión valorada en más de 14 millones de dólares.

MIRA: Madonna advierte a Meghan y Harry de su error al mudarse a Canadá

Ambos renunciaron a utilizar su título de alteza real y a recibir dinero de las arcas públicas, sin embargo, siguen usando la seguridad privada que les otorga la Casa Real.

Se especula que los duques de Sussex también buscan comprar una casa en Los Ángeles, California.

La Prensa