Emperatriz emérita Michiko de Japón padece cáncer de mama

Michiko, de 84 años, fue diagnosticada con cáncer de mama el sábado durante unos exámenes de rutina.

La emperatriz Michiko y su esposo, el emperador Akihito, abdicaron en abril tras 30 años en el trono en favor de su primogénito, Naruhito.
La emperatriz Michiko y su esposo, el emperador Akihito, abdicaron en abril tras 30 años en el trono en favor de su primogénito, Naruhito.

Tokio, Japón.

La emperatriz emérita de Japón, Michiko, será sometida próximamente a una operación quirúrgica de senos tras detectársele un cáncer de mama en un estadio temprano, informó este viernes la Agencia de la casa imperial japonesa.

El cáncer fue detectado en el seno izquierdo en una ecografía a la que Michiko, de 84 años, fue sometida durante un examen médico a mediados de julio en el Hospital de la Universidad de Tokio, según los detalles recogidos por la cadena pública japonesa NHK.

Tras un examen posterior, la emperatriz emérita fue diagnosticada de un cáncer de mama en estadio temprano que puede ser tratado quirúrgicamente, una operación que podría tener lugar a partir de septiembre, añadió el citado medio.

MIRA: Esposa de emir de Dubai pide protección legal por casamiento forzoso

El pasado junio, tras años experimentando problemas de visión, Michiko fue sometida a una operación de cataratas en ambos ojos, días después de que le hubieran detectado algunas anomalías cardíacas.

El emperador Akihito y la emperatriz Michiko abdicaron en abril tras tres décadas en el trono en favor de su primogénito, Naruhito.

Durante su reinado, Akihito y Michiko contribuyeron en gran medida a modernizar una monarquía anclada en la tradición, al acercarse a sus súbditos, lo que hizo que la pareja ganara mucha popularidad.

Michiko fue la primera plebeya en casarse con un heredero imperial en Japón. Nació en 1934 en Tokio, y asistió a la prestigiosa escuela para chicas del Sagrado Corazón. Luego estudió Literatura Inglesa en la universidad del Sagrado Corazón.

ADEMÁS: Kate y William se enfrentan en regata del "King's Cup"

La pareja se conoció durante un torneo de tenis y se casó en 1959, con una ceremonia muy mediatizada.

Quien fuera entonces príncipe heredero rechazó el tradicional matrimonio concertado para poder casarse por amor, un gesto importante.

La joven pareja decidió vivir con sus hijos, en contra de lo que mandaba la tradición, que solía dejar la crianza de los pequeños en manos de institutrices.

En 1960, Michiko dio a luz al emperador Naruhito, y en 1965 al príncipe Akishino.