San Pedro Sula.

El martes de esta semana reanudó sus labores el Registro Nacional de las Personas (RNP) en San Pedro Sula, el cual estuvo cerrado a los usuarios por más de un mes debido al traslado de oficinas.

Tras conocerse la noticia, decenas de ciudadanos han abarrotado las actuales instalaciones en el bulevar del sur, frente al segundo portón del centro de convenciones del hotel Copantl, en Prado Alto.

Sin embargo, parte de la población no ha recibido con agrado que después de 16 años el Registro haya cambiado de ubicación, pues aunque el nuevo inmueble ofrece mayores comodidades que el que estaba en el centro, su ubicación es poco favorable para aquellos que tienen que movilizarse en transporte público, ya que la única ruta que acerca a la zona es la Ruta 4. La situación ha sido tema de discusión en redes sociales y entre los ciudadanos que están llegando a la oficina a hacer sus gestiones.

“Me tuve que venir en taxi porque ni sabía cómo llegar en bus o colectivo. No digo que no esté bien que tengan mejor edificio, pero también deben pensar en si para las personas será fácil moverse”, dijo Amanda Castro, sampedrana. Humberto Mendoza, usuario, criticó que al igual que en las anteriores oficinas, en esta hay poco estacionamiento para vehículos, por lo que consideró es un punto al que las autoridades deben prestar atención.

“Uno tiene que estar pendiente del trámite y pendiente del carro, ya que cuando menos acuerda se lo levantó la grúa y a pagar, ya que como no hay dónde estacionar, toca dejarlo en cualquier lado”, reclamó Mendoza.

Elizabeth Ávila, registradora municipal, lamentó que haya descontento en la población y resaltó el hecho de que las nuevas instalaciones ofrecen más ventajas; por ejemplo, el moderno sistema de atención y el aumento de ventanillas.