12/04/2024
08:47 AM

Urge quintuplicar capacidad de UCI en el hospital Rivas

La unidad de cuidados intensivos solo tiene capacidad para cinco camas; cuidados intermedios de adultos tiene seis cupos y fue habilitada apenas este año.

San Pedro Sula

Jorge Antonio Carranza, un sampedrano de 60 años, sufrió un derrame cerebral el 5 de febrero y luego se complicó con una neumonía; sin embargo, no hay cupo para él en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Mario Rivas.

Este sampedrano fue recibido esa fecha en la emergencia del Rivas, pero al día siguiente por su estado complicado y baja en la saturación de oxígeno, urgía ingresar a la UCI con ventilador mecánico; sin embargo, en el Rivas apenas hay cinco cupos en esa unidad y están llenos.

Su familia tomó la determinación de trasladarlo a una clínica privada no sin antes gastar en una tomografía porque en el Rivas no hay ese servicio, y otros 1,200 lempiras en una ambulancia que lo llevó a hacer ese examen ya que, en el hospital solo hay cuatro y una está mala.

Arturo Ávila, director del Mario Rivas, ha estado en contacto con la familia para notificarles cuando haya un cupo para este paciente; no obstante, hasta el pasado viernes la cuenta médica de la clínica donde está interno y el gasto en medicamentos, ascendía a 400 mil lempiras. Como este paciente, otros más no encontraron un cupo en la UCI del Mario Rivas.

“Urgimos que el Estado le dé prioridad al sistema sanitario porque no tiene capacidad, es el pueblo que nos ha ayudado a pagar parte del tratamiento de mi tío. Si quieren colaborar con él pueden escribir al 9824-5783”, dijo Roberto Perdomo, sobrino del paciente.

Condiciones

Arturo Ávila informó a LA PRENSA que la UCI tenía solo tres camas y en esta administración se ha aumentado dos. Asimismo, se habilitó el 20 de enero la sala de cuidados intermedios de adulto con capacidad de 6 camas, por lo que pasaron de 3 a 11 cupos. No obstante, comentó que la capacidad actual sigue siendo limitada y urge al menos cinco veces esa capacidad, es decir unas 20 camas de UCI.

“Urge en San Pedro Sula al menos cuatro hospitales como el Mario Rivas, pues la demanda es mucha”, comentó.En el hospital también funciona una unidad de cuidados intermedios pediátricos con una capacidad de 10 camas, la cual solo tenía cuatro a principios de 2021.

Plan

Ávila dijo que con prioridad están abordando con los diferentes órganos del Estado y cooperantes para construir el hospital de trauma a la par del hospital Mario Rivas. Ahí es donde se contempla abrir una unidad de cuidados intensivos de 20 camas mínimo para pacientes críticos.

Sin embargo, explicó que construir un hospital en Honduras no es tarea fácil, pues esto requiere múltiples estudios y diseños previos de factibilidad, medio ambiente, suelo y formar una comisión de especialistas que serían parte del mismo. Estos estudios y la formación de la comisión ya comenzaron.

Director del hospital

Arturo Ávila:

“Hay una brecha histórica entre la capacidad existente y la que deberíamos tener”.

Urge quintuplicar capacidad de UCI en el hospital Rivas

“Tenemos fe firme que antes que termine este periodo se erigirá este nuevo hospital”, enfatizó.Sobrepasados. En la actualidad, una gran parte de los pacientes que llenan la UCI son por traumas. Las salas de hombre, mujer, pediátrica y oncológica tienen sobreocupación.

“En las emergencias los traumas representan el 70% de las atenciones y por ende un alto gasto del presupuesto asignado al hospital. Aquí en este hospital están los niños y embarazadas, necesitamos que como en otros países existan hospitales pediátricos y de labor y parto, además del Leonardo Martínez”, mencionó.

El hospital pasó de tener funcionando entre tres y cinco quirófanos a nueve, gracias a donaciones de organizaciones como World Surgical Foundation y reparaciones del Gobierno.

En cada quirófano se ha invertido para reparaciones físicas 300 mil lempiras. Las autoridades que tomaron posesión en enero de 2021 encontraron una lista de 5 mil pacientes a la espera de una operación, pero la lista se depuró y se doblaron jornadas de operaciones, pero todavía hay cientos a la espera de ser intervenidos, aunque la cifra no fue precisada por las autoridades del centro.

El funcionario argumentó que el proceso de mejora de hospital se realiza dentro de las capacidades, pero que el abandono de políticas públicas de más de 40 años ha pasado factura en las instituciones públicas.

“Hay una brecha histórica entre la capacidad que debe existir y la que tenemos actualmente, hemos logrado triplicar la capacidad que nos entregaron pero es mucha la necesidad”.

La unidad de cuidados intermedios de adultos también es nueva, pero tiene una capacidad para 6 camas.