San Pedro Sula, Honduras.

Varias calles que resultaron dañadas con el fuerte aguacero que cayó el pasado miércoles en esta ciudad, específicamente en la 13 calle del barrio Paz Barahona, empezaron a ser reparadas.

Las autoridades municipales comenzaron desde tempranas horas las labores de reparación empezando en la 13 calle con la limpieza de la arteria para luego colocar la capa asfáltica. En esa vía se levantaron 25 metros del pavimento, unos 10 carros que estaban estacionados durante la lluvia fueron arrastrados y unas 50 viviendas resultaron inundadas. Esa calle es considerada por los cuerpos de socorro como la más peligrosa de la ciudad durante el invierno.

Osmán Zavala, superintendente de Obras Públicas, detalló que por eso decidieron darle una solución temporal para que pueda ser habilitada para el paso de vehículos.

“Estamos analizando las alternativas para una solución definitiva, tanto para mejorar el drenaje pluvial como en mejorar la superficie de rodadura de la 13 calle. Lo que se está haciendo es un trabajo de emergencia”.

La construcción del colector que permita captar las aguas que caen de la zona alta de la ciudad es prioridad para la alcaldía. La 13 calle estaría lista para el tráfico de vehicular mañana, y en la próxima semana se empezarán a reparar las aceras dañadas también por las lluvias.

Las reparaciones también se llevaron a cabo en la 2 calle entre las 5 y 6 avenidas.

El alcalde Armando Calidonio informó que se irán reparando las vías afectadas poco a poco conforme a los recursos que tiene la Municipalidad, por lo que solicitó paciencia.

De las colonias más afectadas la semana pasada por las lluvias se destacan La Primavera, Ideal, Colombia y Santa Martha, entre otras.

Las autoridades municipales han señalado que se requieren 18 colectores para evitar que la ciudad se vuelva un caos cada vez que llueve fuerte, y para ello se necesitan L500 millones que no tiene la Municipalidad, porque sigue esperando la readecuación financiera.