01/07/2022
01:55 AM

Más noticias

San Pedro Sula: solo un colector en la parte alta acabaría con pesadilla en la 13 calle

El aguacero que cayó hace dos días le pasa una factura a la alcaldía por L1.5 millones para la reparación del pavimento.

San Pedro Sula, Honduras.

Las fuertes corrientes arrastraron todo lo que pudieron en la 13 calle. Los vecinos presenciaban atónitos cómo los carros pasaban uno tras otro movidos por el fuerte caudal.

Cuando la lluvia pasó, los vecinos del barrio Paz Barahona salieron de sus casas y miraron cómo los tramos de pavimento cedieron y se formaban los “cráteres” en las aceras, al grado que no pudieron ni sacar los vehículos por los portones por la interrupción del paso.

Los testimonios coinciden. Los pobladores dicen que en 30 años han sido unas cuatro tormentas las que han causado estragos de esa naturaleza y confiesan que cada vez que llueve los invade la zozobra.

El aguacero afectó también los comercios. Según Alerta Temprana, la precipitación fue de 21 milímetros de lluvia en la parte este de la ciudad.

El alcalde Armando Calidonio recorrió la ciudad junto con los funcionarios de Obras Públicas.

El sector más dañado es la 13 calle. En el resto de zonas el drenaje funcionó, pero no es suficiente. Se filtró el agua a través de la capa asfáltica y socavó un gran tramo de esa vía, provocando que se partiera en varios pedazos y que parte de la misma quedara inhabilitada”, indicó el jefe edilicio.

Calidonio hizo ver que la lluvia de hace dos días puso al descubierto algunas debilidades de la ciudad y que ahora es vital la ejecución del “Plan Maestro de Aguas Lluvias”, así como 18 nuevos colectores. No obstante, se tomaron medidas de inmediato al mejorar con pavimento los tramos dañados.

En tanto, se hace un estudio para colocar en esta vía concreto hidráulico.

Los costos de reparación

La inversión que debe hacerse en la reparación de la 13 calle asciende a L1.5 millones, los que saldrán de los peajes. Luego se procederá a mejorar las aceras.

La solución inmediata es la reparación del pavimento, pero la definitiva son los colectores. En el último caso se necesitan L500 millones para construirlos.

Fredy Fugón, exsuperintendente de Obras Públicas, dijo que se tiene que repavimentar la parte asfáltica porque ha perdido adherencia, espesor y es fácilmente degradable.

“El pavimento tuvo que dañarse con la intensidad de las precipitaciones; pero faltaron los colectores para captar el agua en la parte alta de la ciudad y que no llegara a los barrios bajos”, explicó.

Fugón recordó que hace años se diseñó un colector denominado colector suroeste, que captaría las aguas de El Merendón en las colonias Altiplano y la Trejo, transportándolas a la quebrada El Cacao para evitar las corrientes fuertes; pero nunca se construyó y la ruta por donde tenía que pasar ya está ocupada.

Ahora dicho colector cuesta más de L40 millones.