San Pedro Sula, Cortés.

El Foro Nacional de Convergencia (Fonac) e Impacto Ciudadano por la Democracia Honduras (Imcideh) llevaron a cabo el foro “Juventud y Desarrollo” en San Pedro Sula, donde funcionarios gubernamentales, expertos y líderes juveniles discutieron en torno a al acceso a la vacunación contra la covid-19, el retorno seguro a clases y la participación de los jóvenes en la actividad política del país.

“Estamos generando estos espacios para que los jóvenes se expresen, para que las autoridades los escuchen y para que se tomen decisiones en torno a resolver los principales problemas que los aquejan. Del mismo modo, en el marco de esta campaña electoral, estamos señalándole a los políticos cuáles son aquellos temas que le interesan a la juventud, entre los que destacan los vinculados a la salud, educación y democracia”, expresó Omar Rivera, secretario ejecutivo del Fonac.

En el inicio del foro se desarrolló un panel para evaluar el acceso de la vacunación contra la covid-19, el cual fue coordinador por la directora de la Región Metropolitana de Salud de San Pedro Sula, Lesbia Villatoro, quien contextualizó la situación de la pandemia del nuevo coronavirus en la zona norte del país, indicando que hasta el momento no se ha cumplido la meta de vacunación, muy especialmente la que debe beneficiar a la población de entre 12 y 17 años.

“Hago un llamado a los padres de familia y a la juventud para que vayan por su vacuna. También a los jóvenes de 18 años que van a votar para que se eviten exponer y puedan tener la protección que garantiza la vacuna”, dijo Villatoro.

Además de la funcionaria gubernamental, en el panel también participaron las profesionales de la salud Elsa Méndez y Ana Osorio.

La doctora Méndez pidió a los jóvenes a hacer conciencia y asistir a los centros de vacunación, ya que se necesita que “se involucren, porque juntos vamos a salir de la pandemia y volver a nuestra vida habitual”. Entre tanto, la doctora Ana Osorio resaltó el esfuerzo del personal de salud durante la pandemia, precisando que “los jóvenes están confiados porque dicen que no les va a pasar nada, pero deben vacunarse porque somos los que más salimos a la calle y se debe tomar conciencia que este virus llegó para quedarse, no es posible que estén pensando que seguimos igual que antes, pues enfermedades como el sarampión se erradicaron por la vacunación, por eso la importancia de inocularse”.

En el segundo panel se abordó lo atinente al retorno seguro a clases y allí Arnaldo Bueso, secretario de Educación, disertó sobre la estrategia gubernamental del sector para enfrentar la nueva normalidad marcada por la covid-19 y el impacto negativo de las tormentas tropicales Eta y Iota.

“La educación fue severamente golpeada en todo el mundo, Honduras no es la excepción, ni los países del primer mundo estaban preparados para esta situación. Aquí apenas el 45% de la población tiene acceso a internet y eso dificultó que la modalidad virtual de clases fuese un éxito”, reconoció.

Sobre la infraestructura escolar, el rector de la política educativa del país dijo que “se requieren muchos años para mejorar cada centro educativo del país debido a que la inversión de cada uno de estos anda entre 5 a 6 millones de lempiras”. Agregó que en el caso del retorno seguro a clases, “se tiene ya al 100% los docentes y educandos vacunados, por lo que ya se puede abrir todos los centros educativos el próximo año”.

Bueso hizo un llamado a todos los jóvenes a comprometerse con la educación del país. “Tenemos que dar el paso final, la luz la estamos viendo al final del túnel, los hospitales están sin pacientes de la covid-19, ustedes ayúdennos para que el próximo año podamos regresar a clases de una forma comprometida, tenemos que seguir trabajando de la mano y priorizando la educación”.

El evento fue inaugurado por el secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), Omar Rivera Pacheco, y moderado por Lissy Villalvir, de Impacto Ciudadano por la Democracia Honduras (Imcideh).

Por su parte, la especialista Cesia Perdomo, de Honduras Conecta, recalcó que “es necesario pensar en el futuro de Honduras, principalmente, garantizar la educación de calidad como un derecho humano que permita a los jóvenes estar de frente a nivel global”.

“Los jóvenes nos preguntamos a qué oportunidades vamos a acceder cuando terminemos los estudios, es una de nuestras grandes preocupaciones. Si tenemos un 60% de la población que no tiene internet, es urgente regresar a clases, ya muchas niños y jóvenes han perdido la oportunidad de educarse adecuadamente”, enfatizó.

Por último, Perdomo motivó a los jóvenes “crear soluciones innovadoras para poder generar un cambio en la sociedad y fomentar la veeduría social a través de la educación”.

En el último panel se generó un conversatorio en lo concerniente a la participación política de la juventud en el marco del proceso electoral general del presente año.

Mittchel Benítez, representante de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y Impact Hub, inició diciendo que “hay un reto bastante grande con el Registro Nacional de las Personas (RNP) debido a que hay unos cientos de miles de hondureños que tienen inconsistencias domiciliarias en el padrón electoral y un poco más de medio millón de ciudadanos aun no reciben su Documento Nacional de Identificación (DNI)”.

“Se están llevando a cabo campañas electorales caracterizadas por mensajes de odio y ataques entre los candidatos en contienda, lo que genera incertidumbre y desconfianza. Tenemos una polarización bastante marcada ante un Estado y sociedad frágil, más del 40% de la población es joven, lo que significa que hay más de 800,000 nuevos votos que entran en el sistema, lo que implica un triunfo o derrota para un partido u otro” añadió.

Benítez instó a la juventud a la acción para conocer cuál es el papel de ellos al elegir a las nuevas autoridades. “Necesitamos conocer los planes que existen, no debemos dejar de proponer, les invito a que impulsen desde todas las iniciativas, la mayoría de personas que salen del país son jóvenes”, recordó.

En el mismo panel, el pastor juvenil Luis Luna, representante de la Iglesia Evangélica, invitó a los jóvenes a salir a votar como una responsabilidad ciudadana. “Ejerzan su voto, están haciendo una declaración de esperanza, no en el candidato, sino en la capacidad de ustedes de hacer un cambio, su voto es su voz y es importante, este 28 de noviembre los invito a salir a votar”, animó.

Isamar Mejía, embajadora de la iniciativa juvenil de la organización Voto Informado, exhortó a los participantes en el panel a ejercer el sufragio “ya que el voto tiene poder”. Añadió que este próximo 28 de noviembre “debemos denunciar las irregularidades de este proceso electoral, para lo que es importante alentar a nuestros amigos y explicarles la importancia de votar por los candidatos de nuestra preferencia”, apuntó.

Para concluir, Astrid Romero, de la organización El Milenio, resaltó a la juventud hondureña como agentes de cambio en la participación política: “la participación no solo se queda en votar, debemos de saber quiénes se encuentran resguardando nuestro voto; debemos tener la ambición de conocer estos procesos electorales”.

“Los jóvenes tenemos el papel más importante del país, el informarse es importante, hay que ver las propuestas reales de aquellos que están dispuestos a trabajar y poder generar confianza. Seamos el cambio que necesita nuestro país, la política la van a vivir a diario, seamos hacedores del cambio” concluyó Romero.