San Pedro Sula.

Entre 500 y 1,000 hondureños emigran cada día, y apenas el 30% de ellos logran llegar a su destino final, según la Comisión de Acción Social Menonita (Casm).

En 2017 ese organismo inició el programa de Apoyo al Migrante Retornado, por medio del cual imparte formación técnica gratuita en diferentes áreas.

Mercedes Pérez, gerente de la iniciativa, detalló que actualmente cuentan con cursos de belleza, cosmetología, mecánica automotriz, cocina, reparación de celulares, entre otros.

“Son más de mil jóvenes certificados hasta la fecha y muchos de ellos ya tienen sus emprendimientos y otra parte trabaja”, refirió Pérez.

Los requisitos para ser un beneficiario del programa son tener entre 12 y 35 años, haber sido migrante, no tener empleo y tener tiempo para recibir los talleres.

Nelson García Lobo, presidente de la Casm, dijo que el 85% de quienes deciden migrar lo hacen por la falta de oportunidades, por lo que instó al Gobierno a la creación de empleo y mayor apoyo a los emprendedores.

Como parte de este apoyo al menos 60 jóvenes recibieron su certificado de estudio tras culminar su participación en el programa de Apoyo al Migrante Retornado.

Cinthia Mejía (de 15 años) fue una de las graduadas, quien indicó que haber migrado marcó su vida, pues el coyote las abandonó a mitad de caminó y robó su dinero. Ahora su sueño es poner su salón de belleza.