01/12/2022
12:07 PM

Más noticias

Alcaldía y ASP empantanadas por plantas de tratamiento

La Municipalidad asegura que entregó el terreno y consta en acta corporativa. La compañía concesionaria responde que de haber sido así las obras ya estarían.

    San Pedro Sula.

    Faltan seis días para que las empresas que participan en la licitación de la planta de tratamiento en Chotepe presenten sus ofertas a Aguas de San Pedro (ASP). Lo grave de la situación es que el predio del cual dispone la Municipalidad sigue invadido.

    Para ASP, la responsable que el predio esté invadido es la Municipalidad porque nunca entregó el predio; por su parte, la Municipalidad asegura que los terrenos ya están en posesión de la empresa, según consta en acta corporativa.

    Diversos sectores en San Pedro Sula aseguran que el gran problema es el poco o nulo acercamiento de ambas partes desde que comenzó la concesión.

    LEA: Predio para planta de Chotepe está invadido desde hace varios años

    Es un problema serio que repercute en la salud de los sampedranos y debe ser una prioridad dentro de Plan Maestro de Desarrollo. “Cuando las autoridades anunciaron que se haría una inversión por $60 millones nos alegramos, pero hoy vemos que es un caso que está empantanado”, dijo Rubén Lozano, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles.

    Posiciones

    El gerente de la concesionaria, Maurizio Chiovelli, ha reiterado que ellos están haciendo todo el proceso y que ampliaron el plazo para ofertar a las empresas hasta el 15 de diciembre porque el predio está invadido. Se le han enviado notas a los encargados en la Municipalidad y no han tenido respuesta. Agregó que no les han entregado los predios, de haber sido así, la historia sería otra.

    El director de la unidad de Concesiones de la Municipalidad, Edwin Gómez, dijo a LA PRENSA que desconocen el proceso porque los han mantenido al margen. “Les dijimos desde que comenzaron el proceso que tenían que involucrarnos como gobierno local porque es lo lógico para ver el desarrollo y ellos dijeron que eso era algo que se reservaban porque el contrato les permitía no tomar en cuenta a la Municipalidad”.

    A criterio del funcionario esa aseveración es equivocada. Para Gómez la construcción de las plantas es un asunto estancado porque la concesionaria, así lo quiere al no admitir que recibió el terreno. “Permitieron que invadieran el terreno porque estaba en propiedad de ellos, entonces la responsabilidad no la tiene la Municipalidad, sino ellos y es una cuestión que tienen que ver qué hacen”, indicó.

    Afirmó que el alcalde está buscando otras alternativas para que las plantas se puedan construir con fondos internacionales y que la alcaldía tenga la opción de financiarlas directamente con la banca multilateral o con los organismos cooperantes. Siempre hemos mencionado que la inversión está arriba de $200 millones, pero eso es un valor impagable y lo más difícil es que aunque se hiciera la inversión sería un impacto a través de la tarifa demasiado fuerte para los ciudadanos y es a lo que la Municipalidad se opone rotundamente.

    La ciudad requiere tres plantas de tratamiento: una en Chotepe que es la más grande, la otra en la Rivera Hernández y la tercera en Cofradía, Cortés.