10/04/2024
12:42 AM

Santa sampedrano lleva alegría a niños en el Catarino Rivas

Desde hace 16 años, Omar Bueso se viste de Santa Claus para compartir la magia de la Navidad con niños de escasos recursos, hospitalizados y adultos mayores.

San Pedro Sula

El sonido de las campanas navideñas y la peculiar sonrisa de Santa Claus llenaron de alegría este jueves los pasillos de las salas de Pediatría y Hemato Oncología del hospital Mario Catarino Rivas.

Vistiendo su característico traje rojo, barba blanca y llevando consigo varias bolsas de regalos, Omar Bueso, conocido como el Santa Sampedrano, logró sacar sonrisas tanto a los niños hospitalizados como a sus familiares.

Mientras se preparaba para entrar en su personaje, Bueso narró que esta bonita tradición inició hace 16 años.

Con nostalgia recordó que una Navidad, cuando se disponía a entregarles los regalos a sus hijos, vio a dos niños en una acera, quienes observaban con atención la escena que se desarrollaba en la sala de su casa.

Omar Bueso y su familia.

En ese momento sintió la necesidad de hacer algo para que estos niños pudieran sentir la misma alegría que sus hijos, por lo que tomó dos de los juguetes que había comprado y se los obsequió.

Ver la cara de felicidad de estos niños lo motivó para que en 2007 comprara su primer traje de Santa Claus y obsequiara juguetes a los niños del barrio Miguel Paz Barahona, donde él creció.

Desde esa fecha, Omar Bueso destina parte de sus ingresos a comprar los juguetes, kits para bebés y adultos mayores, que entrega cada año en Navidad.

Con el tiempo, varios de sus amigos que residen en el extranjero se han sumado a esta causa, al igual que su esposa e hijas, quienes realizan actividades como ventas de comida y rifas para ayudarle a comprar los juguetes.

Acerca de las experiencias que lo han marcado, dijo que en una ocasión, cuando visitó la sala de Hemato Oncología, le obsequió un balón de fútbol color verde a un niño, quien se sorprendió al recibirlo.

Luego, la madre del pequeño le contó que este le había escrito una carta a Santa Claus pidiéndole un balón del Club Deportivo Marathón. Semanas más tarde, el niño falleció producto del cáncer con el que luchaba, siendo la visita de Santa la última alegría de su corta vida.

Bueso manifestó que llevar alegría a otros en esta época del año “no tiene precio” y que seguirá haciéndolo hasta el día que parta de este plano terrenal.

Madre de un paciente le solicitó una fotografía.