17/05/2024
09:14 PM

Exhortan a padres de familia a no comprar pólvora a sus hijos

De acuerdo con Fundaniquem, en lo que va de la temporada navideña al menos cinco niños han sufrido quemaduras y mutilaciones por uso de pólvora a nivel nacional.

San Pedro Sula

Preocupados por el bienestar de la niñez hondureña, especialistas en cirugía reconstructiva y autoridades locales exhortan a los padres de familia a que no compren, ni permitan que sus hijos manipulen pólvora esta Navidad.

Dolor, cicatrices, amputaciones y heridas emocionales son algunas de las secuelas que deja el uso irresponsable de la pirotecnia, indicó el doctor Guillermo Peña Cabús durante una entrevista con periodistas de LA PRENSA.

El galeno, que en 1999 tocó las puertas de Diario LA PRENSA para promover la campaña “Usemos la pólvora, pero con responsabilidad”, dijo que la pirotecnia se ha usado desde hace siglos para celebrar acontecimientos importantes, pero la diferencia es que en países desarrollados esta está a cargo de personas capacitadas.

Peña Cabús señaló que el principal problema es que en Honduras no existe una ley que regule la elaboración y manipulación de pirotecnia, propiciando la fabricación de dispositivos cada vez más grandes y explosivos.

" Instamos a los compañeros médicos en el congreso a crear una ley que proteja a los niños de la pólvora. "

También dijo que en los talleres donde fabrican los cohetes suelen emplear a menores de edad, que a parte de ser ilegal, no saben medir las cantidades de pólvora, provocando accidentes.

Prueba de ello son los casos en que un cachiflín o un volcán, que parecen inofensivos, terminan explotando, causando quemaduras y mutilaciones en niños.

Hogares desintegrados

Peña, quien se especializa en cirugía plástica reconstructiva, compartió que en sus 30 años de experiencia ha visto casos desgarradores de niños que han perdido una o varias extremidades.

A su vez, ha visto cómo los padres cargan con la culpa de no haber cuidado a sus hijos y cómo hogares se han desintegrado.

Aunque destacó que la campaña que emprendió hace 24 años, cuando se registraban más de 100 casos de quemaduras por pólvora, ha contribuido a crear conciencia, dijo que aún hay trabajo por hacer.

Agregó que es necesario establecer una ley para regular la pirotecnia y que los espectáculos de fuegos artificiales estén a cargo de las municipalidades.

Cinco afectados y dos mutilados

Alfredo Ortiz, vocero de la Fundación por la Vida del Niño Quemado (Fundaniquem), informó que de noviembre a la fecha ya van cinco menores afectados por pólvora, de los que dos sufrieron mutilaciones en sus manos.

El primer caso se registró en Valle de Ángeles el 5 de noviembre, cuando un menor de 17 años resultó con afecciones en su ojo producto de una chispa, el segundo es un niño de 7 años en Choluteca que sufrió quemaduras de tercer grado en rostro y manos por manipular un mortero.

" Hacemos un llamado a los padres de familia para que cuiden a sus hijos y no les compren pirotecnia. "

Mientras que el tercero es un menor de 17 años que resultó herido por una “cebolla” en Intibucá, el cuarto es un niño de ocho años que intentó manipular un mortero, al igual que un niño de 10 años que sufrió quemaduras y perdió su mano en Yoro este sábado.

En tanto, el doctor Guillermo Siercke, especialista en cirugía reconstructiva del Instituto Hondureño de Seguridad Social, informó que no se han reportado niños quemados a causa de la pólvora en San Pedro Sula.

No obstante, hizo un llamado a los padres de familia para que cuiden a sus hijos en esta temporada navideña y no les compren pirotecnia.

Decomisos

Mientras que Pedro Martínez, director de la Policía Municipal, dio a conocer que están haciendo operativos en las salidas de la ciudad y ya han decomisado más de L15,000 en productos. Sin embargo, señaló que el gran problema es que, aunque la Ley de Arbitrios prohíbe comprar y vender pólvora en San Pedro Sula, en los municipios vecinos es legal y es difícil controlar el ingreso de esta a la ciudad.