23/04/2024
08:21 AM

“Quiero convertir a la Cámara en lo que yo no tuve cuando emprendí”: René Bendaña

El citricultor y creador de la marca de jugos orgánicos Salut busca ser el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Cortés.

San Pedro Sula

Su pasión por el emprendimiento y su fe, de que en Honduras se puede salir adelante, son sentimientos que sobresalen en René Arturo Bendaña, quien después de 24 años, se sigue considerando un emprendedor con deseos de superación.

Bendaña, actual aspirante a la presidencia de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), para el periodo 2024-2026, es ingeniero industrial de profesión, pero citricultor desde que recuerda. Se dedica al cultivo y producción de naranja y limón y creador de la marca de jugos orgánicos Salut, además, ha estado en los rubros de construcción, agricultura, eficiencia energética y otros.

Está generando más de 120 empleos directos y 400 indirectos. Su tenacidad, disciplina y esfuerzo le ha valido varios reconocimientos, entre ellos, ser uno de los 30 altos ejecutivos con mejor ética profesional de América Central y República Dominicana por la revista de negocios Summa.

En una entrevista concedida a Diario LA PRENSA, el empresario habló sobre sus planes de convertirse en presidente de la CCIC, de su deseo de apoyar a los emprendedores a desarrollarse a través de importantes plataformas como el Bazar del Sábado, creado en 2016.

¿Por qué quiere ser presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés?

Convertir a la Cámara de Comercio en algo que yo no tuve cuando comencé a emprender, esa mano que me guiara durante todo el proceso, esa mentoría. La Cámara de Comercio generalmente representa a las empresas grandes y medianas, que ellos tienen toda la estructura en asesores y demás, pero la micro, pequeña empresa y los emprendedores no la tienen. Debemos orientar a los emprendedores, que son los que sostienen la economía de este país, formales e informales.

De ganar la presidencia, ¿qué proyectos tiene para la CCIC?

Estamos enfocándonos en tres ejes fundamentales que son la parte política, la económica y social. En la parte económica es que la CCIC sirva para negociar con el Gobierno central y local para el desarrollo integral del valle de Sula. El valle de Sula genera el 60% del producto interno bruto en Honduras y necesitamos políticas claras, crear un plan maestro a largo plazo.La parte empresarial es fortalecer la clase media, que es el motor de la economía de todo país, cómo decirle a ese informal, formalícese, van a tener mejores beneficios, nosotros les vamos a ayudar en ese proceso con diferentes servicios. Y en la parte social, queremos impulsar la paz y convivencia, enlazar a las empresas con temas de responsabilidad social. Queremos convertir a San Pedro Sula en un hub (centro) de convenciones y ferias y eso deja un derrame económico importante a la ciudad.

Su planilla

A René Bendaña, quien aspira a la presidencia, lo acompaña Antonio Guillén, quien busca ser secretario; Santiago Ruiz, fiscal; José Arriaga Yacamán, vocal 1; María Antonia Suazo, vocal 3; en cargos suplentes: Arnaldo Martínez, prosecretario; María Selman, profiscal; Ernesto Lázarus júnior, vocal 1, y Sasan Funes, vocal 3. Estos cargos para el periodo 2024-26.

El Bazar del Sábado, un proyecto insigne de la CCIC desde 2016, ¿qué planes tiene para él?

El Bazar del Sábado es una muy buena iniciativa para comenzar un emprendimiento, porque es importante saber si su producto o servicio va a pegar en el mercado o no, pero para mi el Bazar del Sábado se queda corto, debe ser solo una plataforma para el emprendedor y después de dos años que la CCIC le ayude al emprendedor hacerlo crecer, ser negocio sostenible, encontrarle mercado afuera, con estructura financiera, que no queden micros por ocho años, lo que queremos es que de micros pasen a pequeños empresarios y de pequeños a medianos. La CCIC puede ser esa herramienta para que el emprendedor crezca.

La falta de financiamiento ha sido un reclamo del sector mipyme, a su juicio, ¿cómo podría mejorar eso?

En nuestro equipo hay personas especializadas en banca, ya estamos pensando cómo desarrollar productos financieros para esas necesidades, es importante que sean negocios sostenibles, porque el pago de la deuda depende de ingresos. La CCIC se puede convertir en una ventana, en una estructura comercial.

Usted dijo que emprender en Honduras es un deporte extremo, ¿a qué se refiere con eso? Porque aquí no tenemos las herramientas necesarias para desarrollarnos de acuerdo a nuestras capacidades, que el sistema debería de dar y no lo tenemos. El sistema no está orientado a la producción, solo al consumo.

¿Cree que el sector empresarial de la zona norte ha perdido protagonismo a nivel nacional?

Hemos perdido protagonismo, la verdad es que históricamente, el sector privado no ha mostrado esa beligerancia que tenía antes, los gremios deberían ser los encargados de darles a los gobiernos los planes de trabajo, los planes de desarrollo del gremio que representa.

Desde su análisis, ¿qué está limitando la llegada de nuevas inversiones y generación de empleo?

Un país se construye con optimismo y se destruye con pesimismo, el dinero no tiene fronteras, un inversionista extranjero irá a poner su dinero donde le genera más optimismo de recuperar su inversión y las utilidades, si el país no genera ese optimismo las inversiones se van a otro lado. Los gobiernos, históricamente, no hemos exportado ese optimismo.

¿Cómo ve al sector agroindustrial actualmente en nuestro país?

Bien escaso y bien limitado, porque producir en Honduras es muy caro, por eso es que a muchas empresas les sale más barato importar producto primario de otros países que comprar el producido en Honduras, porque en Honduras castigan la producción, luchar contra el sistema que está orientado al consumo y no a la producción es difícil. Energía, insumos carísimos, no digamos la inseguridad y el tema de extorsión. Estamos teniendo problemas en mano de obra, porque no hay empleo en algunos sectores, pero cuando se requiere mano de obra calificada sí hay empleo, pero no encontramos personas que quieran trabajar, en el campo está pasando.

¿Qué piensa del confrontamiento entre empresa privada y gobierno? Considero que deberíamos sentarnos a dialogar sin tintes políticos. Tenemos que arreglar las fugas internas y se arreglan con optimismo, que todos nos sentemos y pongamos objetivos claros y a trabajar.

¿Qué mensaje envía a los afiliados de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés?

Espero que nos acompañen este próximo 22 de febrero para que juntos transformemos la Cámara de Comercio y que se convierta en un bastión para el desarrollo de la libre empresa, no queremos una cámara que solo esté ahí para representar a la empresa privada, queremos que sea una herramienta para el desarrollo del emprendimiento.