01/10/2022
12:36 PM

Más noticias

Grandes empresas también requerirán apoyo del Gobierno

El sector turismo será el más afectado y el de más lenta recuperación.

San Pedro Sula.

Aunque los empresarios reconocen que reactivar la economía en el país será un gran reto, ya se encuentran trabajando en manuales de protocolos de bioseguridad que deberán ser implementados una vez que retorne la actividad comercial.

Autoridades han calculado la pérdida de unos 450,00 empleos entre despidos y suspensiones solo durante la crisis sanitaria causada por el coronavirus. Es por eso que aseguran que la reactivación económica tardará varios meses y posiblemente años.

El apoyo gubernamental es fundamental para que las empresas salgan a flote, con alivios fiscales y créditos a largo plazo con bajas tasas de interés, indicó Fuad Handal Katimi, presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) en San Pedro Sula.

Pedimos a la población que cumpla las restricciones para reactivar la economía pronto.

Menotti Maradiaga, presidente de Fedecámara

Dijo que la reactivación no será fácil porque la economía estadounidense también se ha visto afectada y el cierre de empresas reducirá las exportaciones e importaciones.Handal indicó que las industrias se ven obligadas a reinventarse, buscar nuevos productos y nuevas maneras de hacer negocios.

Explicó que aunque las grandes empresas pueden “aguantar” más tiempo que las pequeñas empresas, también están siendo fuertemente afectadas con la crisis sanitaria, por lo que es necesario que el apoyo gubernamental también los incluya.

Volver a contratar, más que un compromiso será una necesidad, porque es valioso el recurso humano.

Luis Larach, expresidente del Cohep
“Las grandes empresas tienen los mismos problemas de flujo y liquidez que las otras, quizá pueden sostener los empleos más tiempo que las pequeñas, pero llegará un momento que no puedan sostener los empleos”. La prórroga en el pago de impuestos y servicios es una propuesta que les serviría a las empresas para poder seguir pagando salarios.

“La gente sigue pagando servicio de energía eléctrica, aunque las empresas estuvieron cerradas en marzo y les promediaron la energía. Eso no estuvo correcto”, lamentó Handal Katimi.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), manifestó que la prioridad de la empresa privada es salvaguardar la vida de los colaboradores, y luego comenzar un proceso ordenado y paulatino en función de criterios técnicos y de la disponibilidad de protocolos de bioseguridad.

100,000
mipymes es el número que desde hace cinco años se calcula que hay en la zona norte, aunque no hay datos oficiales.
“Esto debe ir acompañado por el Gobierno mediante paquetes de alivio tributarios, costos operativos por aportaciones e instituciones como Infop, RAP y pago de servicios, así como esquemas financieros que permitan facilitar recursos de capital de trabajo a las empresas, primero para soportar el paro y en segundo, recursos para financiar su capital de trabajo al reactivar operaciones”, apuntó Sikaffy.

Luis Larach, expresidente del Cohep, manifestó que las suspensiones y los despidos son medidas obligatorias para que las empresas subsistan y no cierren. Sin embargo, Larach apuntó que la recontratación será necesaria porque para salir adelante y seguir creciendo el recurso humano es primordial.

Coincidió con otros empresarios en que el sector turismo es uno de los más afectados por la pandemia y será el que más tarde en recuperarse. Destacó que es necesario que las medidas de apoyo del Gobierno incluyan a las grandes empresas.

Más detalles
El sector turismo es uno de los más afectados y será de los que más tarden en recuperarse. En SPS, el turismo de reuniones es el que predomina con la llegada de turistas de negocios. Cuenta con 126 hoteles, cuatro apartahoteles y 10 hostales.
“Si no hay una compresión total de los gobernantes hacia todo el empresariado, incluso los grandes que tienen que cumplir con el sistema financiero, no será una situación sostenible”.

Menotti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Honduras (Fedecámara), contó que por medio de mesas de trabajo entre las cámaras de comercio, Senprende y otros gremios están trabajando en protocolos de bioseguridad para cada uno de los sectores. Estos deberán ponerse en práctica una vez que se suspenda la cuarentena.

“Las cámaras estaremos dando asistencia técnica a través de webinar sobre protocolos de bioseguridad. Esto es fundamental una vez que se reactive el comercio”. Añadió que es preocupante que más de 450,000 peronas se queden sin trabajo durante esta pandemia, por lo que hay que trabajar para hacer crecer la economía y generar nuevos puestos de empleo.