SAN PEDRO SULA. La ampliación del bulevar Mackay estará lista el próximo mes, según autoridades municipales.

Aunque los cuatro carriles del bulevar debían estar en servicio este mes, faltaba la liberación del derecho de vía que ya fue culminado y las cuadrillas siguen trabajando en el proyecto vial sin interrupciones.

“Ya se revolvió lo del derecho de vía, pero faltan unos tramos y luego la señalización, es decir se espera que esté listo para el próximo mes”, dijo un funcionario.

El proyecto de pavimentación de la trocha oeste que convertirá el bulevar en cuatro carriles es un proyecto municipal ejecutado por la constructora William y Molina S.A. de C.V. La obra que consiste en 2.5 kilómetros está muy avanzada y se espera traerá un mayor desarrollo al noroeste de la ciudad, que ya es uno de los que mayor aumento residencial y comercial tiene.

Sin embargo, este crecimiento preocupa a los residentes de la zona, que ya sufren por constantes interrupciones de energía de hasta ocho horas debido a la falta de capacidad del suministro eléctrico.

German Pérez, presidente del patronato de la colonia Villas del Sol, declaró que la ampliación del bulevar es sin duda una gran obra vial, sin embargo, cree que habrá un “embudo” desde el puente hacia la morgue porque solo son dos carriles y es ahí donde se irán a formar las grandes filas de vehículos.

Pérez refirió que en el noroeste ha habido un alto crecimiento comercial y residencial que aunque es favorable ha dejado insuficientes los servicios básicos como el sistema de energía eléctrica.

“En forma repetida tenemos cortes de energía desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde”, reclamó. El proyecto de ampliación del bulevar incluye la pavimentación de más de 2.5 kilómetros de losas de concreto hidráulico, trabajos de saneamiento del sistema pluvial y de mejoramiento en la solución vial del puente Los Alpes sobre el río Santa Ana, al oeste de esa estructura en la cabecera norte.

El costo de la ampliación del bulevar es de L37 millones y beneficiará directamente a más de 60,000 personas que transitan por esta zona.

Óscar Díaz, presidente de la Asociación de Desarrollo Comunitario (ADC), dijo que el proyecto vial traerá más crecimiento residencial y comercial, algo que les preocupa debido a que ya están sufriendo constantes cortes de energía y los servicios de agua potable y alcantarillado sanitario también se ven afectados.