01/02/2023
05:32 PM

Más noticias

Congelamiento de precios, una medida infructuosa

  • 08 diciembre 2022 / 18:04 PM /

En los mercados y en la Central de Abastos, el costo de las verduras y frijoles continúa por encima de los establecidos mediante decreto, con vigencia de un mes.

San Pedro Sula

Solo en papel quedó el congelamiento de precios establecido mediante decreto por la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), con el objetivo de contrarrestar la especulación y acaparamiento de productos propios de la temporada.

La lista incluye un total de 40 alimentos, entre los que se encuentra el tajo de res, costilla de res, tajo de cerdo, costilla de cerdo, pierna de cerdo, pollo congelado, pescado y tilapia.

Además de leche en polvo, leche pasteurizada, leche fluida, mantequilla, queso, huevos medianos y grandes, cebolla, tomate, papa, yuca, entre otros.

Inspecciones

Protección al Consumidor anunció operativos durante toda la semana para verificar precios en puntos de venta.

La medida entró en vigencia el pasado 1 de diciembre y finalizará el 1 de enero de 2023, según el decreto PCM 24-2022, publicado en el diario oficial La Gaceta. Los precios fijados son los autorizados desde el 7 de octubre de este año; sin embargo, la realidad es otra en los mercados.

Aumentos persisten

La realidad de los consumidores sampedranos es que al hacer sus compras los vendedores tienen el costo de los productos muy por encima al determinado en el decreto.

Tanto en los mercados como en la Central de Abastos, el congelamiento de precios no se está respetando a cabalidad, pues aunque en las carnes la variación es mínima, en las verduras, huevos y frijoles los precios continúan elevados.

“Los vendedores al final hacen lo que quieren y ellos saben que uno no va a dejar de comprar, entonces les vale. El Gobierno es el que debe de verdad poner leyes que castiguen a quienes juegan con nuestro dinero”, dijo Adrián Fonseca, cliente del mercado Dandy.

Un ejemplo del fracaso del congelamiento es la libra de papa, que debe venderse a L13 en los mercados de acuerdo con la medida, pero su costo actual es de L17 y hasta L22.

El cartón de huevo grande de 30 unidades es otro claro ejemplo, es ofrecido a L125, cuando tendría que ser a L107.El pollo congelado está a L29 la libra, mientras el congelamiento indica que el precio es de L26.

Alzas no van a parar

Para sorpresas de los mismos comerciantes, para la próxima semana se espera un incremento de al menos cuatro lempiras en la carne de cerdo y res, información que ha llegado a ellos por medio de sus proveedores.

Sanciones

La ley establece multas de 1 a 10,000 salarios mínimos a quienes aumenten el precio de los productos arbitrariamente.

Actualmente, el tajo de res económico se cotiza a L80 y L85 el especial. La costilla está a L65, el tajo de cerdo, chuleta y costilla criolla cuestan L65.“Hemos aguantado lo más que podemos para no trasladar el precio al consumidor final”, comentó Mauricio Caballero, vendedor de Medina.

Por su parte, los sectores productivos del país han proyectado un panorama poco favorable a raíz del congelamiento de precios. Escasez, el acaparamiento, contrabando y la especulación son algunas de las consecuencias que prevé el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), que pidió la derogación del decreto.

Congelamiento de precios, una medida infructuosa