09/02/2023
06:15 AM

Más noticias

Operación Sonrisa, más de 25 años cambiando la vida de miles de niños

  • 07 diciembre 2022 / 19:05 PM /

La fundación se dedica al tratamiento de pequeños y adultos que nacen con malformaciones faciales de labio y paladar.

San Pedro Sula

En Honduras, uno de cada 500 bebés nace con condiciones genéticas como la de labio fisurado o paladar hendido, la cual se produce cuando el tejido que forma los labios no se une completamente antes del nacimiento.

Condiciones de este tipo son atendidas por la fundación Operación Sonrisa, la cual tiene 25 años cambiando la calidad de vida de miles de hondureños.

Llegó al territorio a través de Operation Smile Inc., que es una organización mundial existente en varios países y dedicada al tratamiento de niños, jóvenes y adultos que sufren de malformaciones faciales de labio y paladar hendido.

Así, en 1996, representantes de Operation Smile International viajaron a Tegucigalpa para realizar el trabajo de campo y poder traer la primera misión internacional al país, la cual llegó en febrero de 1997 al hospital San Felipe.

Para 2006 se abrió la primera clínica de Operación Sonrisa en la capital y un año después se habilitó el primer quirófano.

En mayo de este año, la fundación abrió su segunda clínica en San Pedro Sula, a inmediaciones del Leonardo Martínez, donde se prestan los mismo servicios que en Tegucigalpa.

Atención integral

Jeanie Barjum, directora ejecutiva de la fundación, detalló que además de practicar cirugías a pacientes a partir de los seis meses, también facilitan apoyo psicológico, en nutrición, terapia de lenguaje, odontología en sus diferentes especialidades, audiología y talleres de amamantamiento.

Explicó que la atención de los pacientes inicia incluso mucho antes de su nacimiento, pues desde el momento que las madres conocen de la condición, comienzan a recibir terapia emocional y, una vez dan a luz, el bebé tiene un proceso preoperatorio.

“Después de la operación, nosotros continuamos trabajando con los niños y sus familias. Tenemos pacientes que vemos hasta por 16 años, porque muchos requieren de servicio odontológico por años”, puntualizó Barjum.

Agregó que antes de la pandemia, la fundación hacía 400 operaciones por año, diferidas en cuatro brigadas, pero este año cerrarán con unas 260, para un total de casi 6,000 en más de dos décadas.

Jeanie Barjum, directora de Operación Sonrisa, junto con una madre y su hijo después de una cirugía.