Pizzas elaboradas en horno de barro de psicóloga sampedrana son éxito en la ciudad

Alejandra Rosales asegura que su pizza artesanal "está hecha con mucho amor". Puede hacer sus pedidos al teléfono 9766-3943.

El emprendimiento de la sampedrana lleva por nombre 'Isabellas Pizza'.
El emprendimiento de la sampedrana lleva por nombre 'Isabellas Pizza'.

San Pedro Sula, Honduras.

Una sampedrana está causando furor con su venta de pizzas artesanales llamadas "Isabellas Pizza" en la ciudad de San Pedro Sula, para ser exactos en la Residencial Campisa.

Alejandra Rosales de Erazo es el nombre de la emprendedora de 36 años de edad, quien junto a su familia (su esposo y cuatros hijos) dio cabeza y rienda a este negocio gastronómico.

"Mi negocio nació en la pandemia, a mi me encanta la cocina, tengo cuatro hijos, entonces prácticamente mi trabajo era estar con ellos en casa, un día me pidieron que les hiciera una pizza y resulta que tengo un horno de barro, decidí probar. La pizza quedó deliciosa y mi esposo me sugirió que serían un éxito si las comenzábamos a vender, porque de verdad saben riquísimo", asegura Alejandra.

La sampedrana explica que comenzó a vender sus pizzas en su residencial y se convirtieron en un éxito. "No tenía prácticamente nada de utensilios, apenas dos bandejas que logré conseguir, porque estábamos en encierro total. El primer día vendí 35 pizzas".

Exquisito menú y contacto

Además de las pizzas, esta familia emprendedora también vende alitas de pollo, boneless, ensaladas y cheese bread. Cuentan con servicio a domicilio en todo San Pedro Sula y también cuentan con pickup. Los teléfonos para ordenar son 9766-3943 y 9439-3817.

Puede optar por probar una pizza llamada "La de siempre" que tiene un precio de 150 lempiras, "La Carnuda" que vale 200 lempiras, y la famosa "Luigi" con un precio de 240 lempiras. Y hay otros siete tipos de pizza por los que usted puede preguntar o encargar.

Amor en la primera mordida

Alejandra que también es psicóloga, garantiza que "le llena de satisfacción ver cuando el producto ya esta establecido, cómo llega a otras personas de boca en boca y se van agregando otros clientes, la alegra de escuchar palabras de felicitación continuamente son Como bombitas de amor que alimentan las ganas de continuar, ya que nuestro objetivo ha sido siempre, crear no un producto comercial, sino un producto con el que el cliente pueda percibir desde la primera mordida, el amor con el que se hizo", puntualiza.

"Cuando un emprendimiento surge en el núcleo familiar se debe enfrentar en equipo, cada uno de los miembros de la familia son piezas importantes en el éxito de Isabellas Pizza y cada uno tiene su función, desde la mas pequeña de dos años, hasta mi hija mayor de 10 años, se puede sentir que todos participan bajo un mismo norte y he podido destacar que les ha ayudado a mis hijos a comprender el valor del trabajo en equipo", finaliza.

Buscamos emprendedores

¿Eres emprendedor y quieres que los demás conozcan tu historia, negocio o restaurante? Envía un mensaje con tu información al correo emprendedores@laprensa.hn

La Prensa