Productos de limpieza triplican el gasto familiar en San Pedro Sula

Sampedranos invierten 90% o más de sus ingresos mensuales en adquirir alimentos, medicamentos y productos de limpieza para prevenir el covid-19

 Parte del presupuesto mensual es dedicado a la compra de desinfectantes.
Parte del presupuesto mensual es dedicado a la compra de desinfectantes.

San Pedro Sula, Honduras.

El 90% de los ingresos de las familias sampedranas promedio está dedicado a la compra de insumos de limpieza, alimentos y medicamentos en medio de la pandemia, y al menos el 50% de la población en el país carece de recursos para protegerse con productos contra el virus.

Ricardo Matamoros, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), dio a conocer que a nivel mundial se ha dado un cambio en el patrón de consumo, en ese sentido en Honduras más del 90% de los ingresos de la familia promedio está siendo utilizado en productos de limpieza, alimentos y medicamentos y hay un sobreaprovisionamiento de los mismos.

LEA: Más de un millón de alumnos de Honduras desconectados de sus clases

“Hay un incremento significativo en el volumen de compra de productos de limpieza, esto hace que se triplique el gasto familiar. Sabemos que hay un incremento de precio no justificado por la especulación y aumento de la demanda, lo que afecta también el bolsillo de las familias”, dijo.

mg-limpieza-190720.1(800x600)
Muchos compran bombas manuales para rociar desinfectante.

LA PRENSA investigó que muchas personas a través de redes comenzaron a dedicarse a la venta de amonio cuaternario, gel antibacterial, alcohol y atomizadores o bombas manuales en distintas presentaciones desde el inicio de la pandemia. En este mercado virtual el precio del galón de alcohol oscila entre L270 y hasta L450, dependiendo de intermediarios y la especulación.

Carencia

El Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Unah hizo una investigación en 10,000 hogares en el país, en la que se documentó que casi el 40% de las personas que estaban empleadas y proveían sustento en los hogares habían sido despedidas. “Cuatro de cada 10 habían sido despedidos o suspendidos durante la crisis, eso implica un fuerte golpe en la economía de las familias. Le dimos seguimiento a la economía de los hogares en marzo, abril y mayo, dadas las actuales circunstancias sabemos que esos valores se han sostenido o incrementado”, comentó.

Pobreza

En Honduras más del 50% de la población subsiste en condiciones de pobreza, según el experto.

“Si estos con su ingreso antes de la pandemia compraban alimentos ahora su situación es más precaria, se enfrentan a la disyuntiva de comprar productos de limpieza o comida. De hecho se podría deducir que una de las razones del incremento de contagio de covid-19 en las últimas semanas, sería porque los grupos más vulnerables no tienen acceso a estos implementos porque sus ingresos no se los permite”, dijo.

En ese sentido el experto afirma que al considerar la apertura económica con actividad laboral es clave asegurar el suministro de implementos de bioseguridad para las personas que sencillamente no las pueden comprar. Al menos la mitad de la población tiene serias dificultades para acceder a los productos de bioseguridad y eso influye en poder aminorar la tasa de contagio.

Crece la
venta de
desinfectante

Edil Martínez, gerente comercial de la empresa Macdel, dio a conocer que a nivel domiciliario la venta de productos de limpieza se ha incrementado en un 1,000% en la pandemia.
“El 70% de los negocios están cerrados y la venta empresarial ha decaído, sin embargo, el consumo de productos de limpieza domiciliar ha aumentado”, comentó.
Las familias que compraban productos como escobas, trapeadores, desinfectante de pisos ahora compran alcohol, gel, amonio cuaternario y otros productos que antes de la pandemia se desconocían entre el sector domiciliario.
Asimismo, aunque el sector empresarial se ha detenido, los dueños de bufetes, salones de belleza, barberías y odontólogos figuran entre los principales clientes de Macdel.
En ese sentido, una familia promedio que gastaba L600 en productos de limpieza ahora gasta L1,500 o más, según Martínez.
“Nadie acostumbraba a comprar desinfectante de alcohol para su casa, ahora la gente lleva un galón para su casa y solo eso ronda los L400 o L500”, dijo.
Para Martínez los cuatro productos más vendidos son el gel antibacterial, desinfectante multiusos a base de amonio cuaternario diluido, amonio cuaternario concentrado y alcohol líquido.
“Nuestros proveedores de atomizadores se ven desabastecidos por la gran demanda en toda la región”. .

La Prensa