20/05/2022
09:22 PM

Más noticias

Hondureño se enteró que tenía cáncer 5 días antes de casarse y ahora su vida pende de costosa cirugía

René Soto necesita recaudar una alta suma de dinero para someterse a una cirugía y no morir ante los embates de un linfoma de hodgkin.

San Pedro Sula, Honduras.

“Te recibo a ti como esposo y me entrego a ti y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, amarte y respetarte todos los días, juntos hasta el fin y de la mano de Dios”. Este es el compromiso matrimonial que la joven Daniela Ayala (26) ha cumplido más allá de las palabras en una verdadera prueba de amor con su esposo René Soto Chávez (28), quien enfrenta un cáncer de linfoma de hodgkin etapa cuatro.

Para ayuda económica

Cuenta en Banpais, a nombre de Ana Daniela Ayala Silva: 210040125475

Cuenta en BAC, a nombre de Ana Daniela Ayala Silva: 742481251

Apoyo a través de GoFundMe: Campaña ayudando a René Soto

Correo de periodista: jerson.trigueros@laprensa.hn

Ambos sellaron cada letra que contiene un grado de amor, respeto y fidelidad que refleja la más grande entrega que se puede se hacer por el ser que se ama.

“Solo algunos pudieron saber lo que significó ese suspiro la noche de nuestra boda, una pequeña pausa en la que ambos en la mente decíamos uno al otro: “Todo va a estar bien”, fue uno de los últimos mensajes que posteó en sus redes sociales el joven René Soto, mientras ilustraba con una hermosa y artística fotografía uno de los días más importantes e inolvidables de su vida.

La pareja contrajo matrimonio el 21 de agosto del año 2021 y se enteró del terrible diagnóstico médico cinco días antes de jurarse amor eterno frente a Dios.

“Mi esposo ha ido decayendo producto de múltiples infecciones y tiene aproximadamente dos meses de estar internado mientras esperamos que le realicen una cirugía a corazón abierto, la cual sabemos es riesgosa y no garantiza nada, pero esparamos un milagro de Dios, él tiene la última palabra”, dijo Daniela, con voz entrecortada mientras conversaba con Diario LA PRENSA.

Debido a su grave condición de salud, René fue llevado en primera instancia a una clínica y posteriormente al Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss) de San Pedro Sula, exactamente el 31 de diciembre de 2021. La cirugía que necesita con urgencia es costosa por todo lo que implica la operación, tratamientos posteriores y recuperación.

Ambos se casaron contra todo pronóstico y tomados de la mano de Dios para el siguiente vendaval de vida.

La familia ha organizado diferentes eventos benéficos con el objetivo de recaudar fondos; no obstante, no han podido recolectar la alta suma de dinero que requieren para someterlo a la cirugía. Los médicos les han dicho que necesitan operarlo para extraerle la masa cancerígena que está alojada en un área del corazón.

René y Daniela son originarios de Tegucigalpa, pero radican en San Pedro Sula, zona norte de Honduras. Él es ingeniero en Gestión Logística y ella es comunicadora.

“Aunque por ratos se muestra fuerte, la mayoría del tiempo está débil y desgastado, pues el proceso ha sido duro. Esto ha sido demasiado difícil, cuando nos casamos sabíamos lo que pasaba y ante lo que íbamos a tener que luchar, pero prometimos estar siempre juntos y confiando en Dios”, señaló la joven.

“Su sistema inmunológico está débil, por eso le ha afectado tanto, ha sido sufrimiento tras sufrimiento. A la gente le pido que oren por nosotros, por fortaleza para René, para mí y toda la familia, que oren por un milagro”, apuntó.

¿Qué es el linfoma de Hodgkin?

Según estudios médicos: el linfoma de hodgkin en adultos es un tipo de cáncer que se forma en el sistema linfático, que es parte del sistema inmunitario que protege el cuerpo contra infecciones y enfermedades.

El primer signo de la enfermedad de hodgkin es un ganglio linfático de gran tamaño y la enfermedad puede diseminarse a los ganglios cercanos.

René y su esposa son dos jóvenes creyentes de la grandeza de Dios, ambos asisten a una iglesia evangélica de la ciudad y forman parte del ministerio de alabanza a través del canto y todo lo que envuelve el mundo de la música cristiana.

“René es un hombre reservado, pacífico, artístico, inteligente, musical y melancólico. Nos conocemos desde que éramos estudiantes de colegio y fuimos novios durante 11 años”, concluyó diciendo con tono nostálgico, Daniela.

Dolor, incertidumbre, amor puro

Durante tres meses antes de la boda ambos se hicieron una serie de exámenes médicos, ya que el cuerpo de René estaba presentando algunos síntomas inusuales. Un par de meses previo a la boda le apareció un ganglio inflamado en la ingle, el cual era el mismo síntoma que presentó hacía cuatro años (2017) (tenía 24 años), cuando tuvo que ser sometido a quimioterapias por un linfoma de hodgkins.

“Fue un impacto duro sentir ese ganglio inflamado, personalmente causó bastante temor, ese día nos tocaba cantar en la iglesia y con un nudo en la garganta decidimos dejarle esa carga al Señor y cantarle porque independiente de nuestra situación, él merece la gloria. Ese día mi ahora esposita me enseñó una canción y la cantábamos con lágrimas al regresar del hospital, es una canción de agradecimiento a Dios, la cual a los días decidimos que queríamos cantar en la boda”, externó René.

Se comprometieron a inicios del año 2021 y posteriormente supieron la noticia del cáncer.

“Al momento de mirar al oncólogo tuvimos un respiro, ya que nos dijo que si el ganglio dolía era más probable que se tratara de una infección. Luego realizamos otro examen de laboratorio, esta vez una biopsia de una erupción que me salió en la espalda, los resultados debían estar en 10 días hábiles y tardaron más de un mes”, añadió.

“Al recibir los resultados tampoco mostraba algo certero, ya que algunos marcadores salían positivos y otros no. En el lapso de tiempo que esperamos por los resultados, la erupción de la espalda sanó y el ganglio había desinflamado, por lo que estábamos más optimistas y pensando que no iba a pasar a más”, subrayó.

“Luego comencé a tener muchos síntomas como debilidad, agotamiento, ardor y picazón en la piel, el tiempo avanzaba y solo me iba sintiendo peor. Las últimas dos semanas de la boda fue preocupante para todos los que estaban cerca de mí porque no sabíamos si iba a tener fuerza siquiera para estar y disfrutar mi boda”, exteriorizó.

Daniela y René se mantienen juntos y firmes luchando contra el cáncer que él tiene dentro de su cuerpo.

“En ese tiempo faltaba un último examen, lo hice y fuimos con Dany a cita con el oncólogo el lunes de la semana de nuestra boda, realmente pensé que ya había pasado todo y que solamente íbamos a descartar. La noticia del oncólogo fue que el cáncer había regresado y que debía volver a someterme a quimioterapia, con dosis más fuertes y más repeticiones que la última vez, en ese momento me descompuse en llanto y mi amada Dany me consoló, ella realmente ha sido el más grande tesoro y la más grande bendición que Dios puso en mi camino”, expuso René.

“La semana de la boda no sabíamos ni qué hacer, seguía teniendo los síntomas cada vez más fuertes y sintiéndome más débil. Por un momento pensamos en no cantar en la boda porque no íbamos a poder, tanto por mi debilidad como por la noticia tan dura que recibimos. Llevábamos 10 años pensando en ese día, anhelando que llegara y nunca nos imaginamos que lo íbamos a vivir de esta manera”, precisó.

“La boda civil fue esa misma semana, dos días antes de la boda eclesiástica, fue una linda noche, pero estaba débil y no la pasé muy bien, por un momento perdí las fuerzas y sentí que me iba a desmayar, pero me senté y no pasó a más. El día antes de la boda y el mismo día de la boda eclesiástica había gran incertidumbre en las personas a mi alrededor de cómo me iba a sentir, recuerdo la oración que Dany repetidamente le decía a Dios: ´Tú hiciste tu primer milagro en una boda, te pido que hagas un milagro en esta boda´, y así fue... Durante esa noche todos los síntomas desaparecieron, tuve fuerza y pude disfrutar al máximo con mi bella esposa la noche más hermosa de nuestras vidas”, recordó.

Esta es una triste historia de amor y lucha que retrata cómo el cáncer golpeó su puerta cuando menos lo esperaban...

René y su familia añoran recaudar el dinero que se necesita para practicarse la cirugía a corazón abierto. Cualquier donación, no importa cuán grande o pequeña sea, todo será apreciado inmensamente por ellos.

René Soto es un joven talentoso y su vida la ha dedicado al servicio de Dios.