Más noticias

Gráficos: El 77% que es víctima de un delito en Honduras no lo denuncia

Los retos del nuevo Gobierno en seguridad son acercar la Policía a la comunidad, apostarle a la prevención del delito y mejorar la investigación científica

San Pedro Sula, Honduras.

La inseguridad ocupa el segundo lugar, después de la crisis económica, en la lista de los principales problemas que sufre el país.

Según la última encuesta de percepción ciudadana sobre inseguridad y victimación de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), un 35.7% de los hondureños señala que la inseguridad es uno de los problemas que más los afecta.

Con la llegada del gobierno de Xiomara Castro, quien asumirá las riendas del país el próximo 27 de enero, la población mantiene la esperanza que la situación mejore.

La administración de Castro tiene como principales retos hacerle frente al crimen organizado, al narcotráfico y a la extorsión, flagelos que en los últimos años han elevado las muertes violentas en el país.

Para reducir los niveles de inseguridad, expertos opinan que es necesario mejorar la capacidad de respuesta de las instituciones de justicia y seguridad, así como recuperar la confianza de la población en instituciones como la Policía Nacional.

$!Nery Ordóñez, criminólogo: “No se puede seguir teniendo tanta Policía diseminada”.

De acuerdo con la encuesta de la Unah, apenas el 22.4% de las personas que son víctimas de un hecho delictivo lo denuncian ante las autoridades, el 77.6% no lo hace, la principal razón es por la ausencia de confianza en el sistema.

El 64% de ellos asegura que no sirve de nada denunciar porque las autoridades no resuelven. Mientras de los que denuncian, un 71% indica que no tiene respuesta.

Migdonia Ayestas, directora del Observatorio de la Violencia de la Unah, señaló que es necesario fortalecer y trabajar en la capacidad de respuesta de la Policía, “se ha invertido tanto en ella, pero necesita ser más eficiente y luego el otro tema es generar confianza en la ciudadanía”.

Ayestas agregó que el reto de la Policía es acercarse a la ciudadanía.

“Debe ser más cercana a la población y no solo centrarse en la reacción y disuasión del delito, sino que trabajar más en los temas de prevención.

También es necesario mejorar la investigación científica criminal para lograr detener a quienes cometen los hechos delictivos y reducir los índices de impunidad”, señaló Ayestas.

El experto en criminología, Gonzalo Sánchez, considera que el nuevo gobierno tiene que apostarle a la prevención del delito.

“El nuevo ministro de Seguridad tendrá un gran reto y es apostarle a la prevención del delito. Cuando hay buena prevención y persecución del delito, hay seguridad, y si hay seguridad hay inversión y crece la economía y el país”.

Sánchez coincide con Ayestas en que se debe invertir más en la investigación criminal y acercar la Policía a las comunidades.

Plan de gobierno

La presidenta Castro en su plan de gobierno establece formar una policía comunitaria y eficaz, debidamente preparada para tener una relación más horizontal y de confianza con la población, aumentando así su efectividad para disuadir y enfrentar el delito.

$!Gonzalo Sánchez, criminólogo: “El reto es apostarle a la prevención del delito”.

Además, despolitizar el sistema de seguridad y justicia, combatir frontal e inteligentemente la extorsión y el lavado de activos, y recuperar los espacios públicos controlados por el crimen organizado.

Héctor Zelaya, quien forma parte del equipo de transición del nuevo gobierno, explicó que buscan convertir a Honduras en un país seguro.

“Una Policía ciudadana es lo que nosotros hemos propuesto, una Policía cercana al pueblo hondureño, que sea de la comunidad”, añadió.

Por su parte, Ramón Sabillón, exdirector de la Policía Nacional y quien se perfila como el próximo ministro de Seguridad, indicó que la actuación de la Policía Nacional se ha invisibilizado.

$!Gráficos: El 77% que es víctima de un delito en Honduras no lo denuncia

“Se ha minimizado la actuación policiaca, porque le quitaron las normas de actuación que tenía, es una Policía que figura, pero no actúa. Le quitaron todas las facultades que tenía”, analizó.

“Estoy identificado con la causa del pueblo hondureño, coincidimos en que debe haber un cambio drástico, un golpe de timón en la seguridad de este país. Yo estoy en la disponibilidad total de acompañar a la primera presidenta en ese esfuerzo”.

Policía Militar

El futuro de los militares como apoyo para dar seguridad y combatir el crimen será decidido por la presidenta Castro. Tanto Sánchez como Ayestas opinan que aunque las acciones de la Policía Militar han dado resultados, los militares deben regresar a los cuarteles.

“Estoy de acuerdo que tienen que regresar a los cuarteles, pero no podemos obviar que la Policía Militar es apoyo a la Policía Nacional. Esta es una decisión que le corresponden a la Presidenta y al futuro ministro de Seguridad. Ellos deben decidir si los regresan al Ejército o se incorporan a la Policía con un entrenamiento en las áreas de prevención e investigación para convertirlos en policías, porque hay escasez de agentes, por esa causa es que se creó la Policía Militar”, expuso Sánchez.

Por su parte, Ayestas dijo que “cuando se decidió que los militares apoyaran las acciones de seguridad era por un tiempo específico, la presidenta electa debe decidir cuál es ese tiempo y si todavía se requiere que los militares estén en acciones, pero no se puede tener un sociedad militarizada”.

Otros expertos consideran que se debe integrar la Policía Militar a la Secretaría de Seguridad para darle mayor seguridad a la población.