04/12/2022
02:52 PM

Más noticias

Crisis de la Enee: buscan plan agresivo para reducir pérdidas

Según comisión de transición de nuevo Gobierno, esto implica revisar y cancelar contratos de generación, comercialización y reducir pérdidas de energía.

San Pedro Sula, Honduras.

Con una deuda acumulada de más de 80,000 millones de lempiras, la crisis de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) es un lastre cada vez más pesado para las finanzas del Estado de Honduras.

El equipo de transición del nuevo Gobierno comenzó a trabajar desde inicios de diciembre de 2021 en un “plan agresivo de reducción de pérdidas” de la estatal eléctrica, dio a conocer el economista y diputado electo por el Partido Libertad y Refundación (Libre), Hugo Noé Pino.

Para rescatar la Enee, según adelantó la comisión de transición del gobierno de la presidenta electa Xiomara Castro, será necesario revisar los “contratos sobrevalorados y amañados” en la estatal eléctrica, porque constituyen “una enorme carga” para las finanzas de la Enee.

El plan de Gobierno de la presidenta electa contempla rescatar “con su propia capacidad técnica” a la Enee para ponerla al servicio de consumidores y agentes económicos.

“Esto implica como mínimo: revisar y cancelar previo pago los contratos leoninos de generación, comercialización y reducir las pérdidas técnicas y no técnicas” de la estatal.

Para ese propósito, señala el plan de Gobierno, “será necesario implementar una reforma de energía y telecomunicaciones que sea ambiental y económicamente sostenible e incluya un plan de sostenibilidad financiera”, que abarque tanto la Enee como la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Hondutel).

Según dijo Marcio Sierra Discua, actual integrante de la comisión de transición y exfuncionario en 2009, durante el gobierno del presidente Manuel Zelaya Rosales, la estatal estaba en números negros y las pérdidas técnicas y no técnicas rondaban el 20%, “una cantidad aceptable”.

“A finales de 2009 comenzaron las pérdidas para desfortalecer la Enee y venderla en pedazos, y eso es lo que empezó a suceder”, comentó Sierra Discua.

El exfuncionario explicó que las autoridades actuales han buscado entregar las funciones de generación, de transmisión y de distribución a empresas.

“La escisión solo es dividir y que continúe, lo podemos hacer y que continúe la Enee dentro del estamento del Estado como un holding que tenga las tres empresas y que exista una junta directiva como antes y que funcionaba”, dijo.

Según Sierra Discua, la intención del actual gobierno era de dar al sector privado las tres empresas, pero que el Estado cediera los bienes, “por ejemplo, entre esos bienes, que la empresa El Cajón se los den a ellos, entregar la parte de transmisión, con las torres, el cableado y todo, y con eso se capitalizan, generan y al Gobierno solo le dan acciones”, dijo el experto, al tiempo de citar el caso de la Corporación Nacional de Inversiones (Conadi) para referenciar ese posible escenario con la estatal.

El plan de la presidenta electa comprende incrementar la cobertura eléctrica y de telecomunicaciones, maximizar la eficiencia de la capacidad instalada y modernizar la infraestructura.

Crisis de la Enee: buscan plan agresivo para reducir pérdidas

“La Enee será la institución hondureña que representará al país en convenios con los vecinos de la región y también tendrá el papel que le corresponde en la estructura técnico-administrativa en el Mercado Eléctrico Regional (MER)”, sostiene el plan de gobierno de Castro.

“La ineficiencia del sector electricidad impacta directamente en el desarrollo del país y el nuevo gobierno deberá tomar decisiones radicales , precisamente para retomar el camino correcto del sector electricidad y que este sirva de soporte al proceso de desarrollo del país”, dijo el ingeniero eléctrico Mario Zelaya.

En su criterio, el gobierno que asumirá el 27 de enero deberá “obligatoriamente” renegociar todos los contratos con todos los proveedores de la Enee.

Respecto a la Empresa Energía Honduras (EEH), sus ejecutivos dijeron estar anuentes a revisar y negociar el contrato actual.

HONDURAS PERDIÓ EL 37% DE LA ENERGÍA QUE INGRESÓ AL SISTEMA

Es decir, más de 12,000 millones de lempiras, equivalente a siete veces más que el presupuesto asignado en 2021 al Hospital Escuela Universitario (HEU), 2.5 más a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y casi dos veces más a la Secretaría de Seguridad.

A criterio de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), al corto y mediano plazo se debe preparar los equipos, estrategias, planes, y todo lo necesario para que la estatal eléctrica tome las riendas en el área de distribución y el control de la facturación y cobranza cuando EEH termine su contrato, a pesar que este no ha dado los frutos que se esperaban.

También sugiere crear un plan de acción para la reducción y control de pérdidas no técnicas, con más esfuerzos contra el robo de energía.

Trabajar para que exista una relación de trabajo cordial entre Enee y EEH en lo que resta del contrato. De esta forma, los dos entes deben trabajar en la ejecución de un plan de reducción de pérdidas en conjunto: EEH con su capacidad técnica y de equipos y Enee, con su capacidad de seguimiento, control y coerción de la mano de otras instituciones estatales.

Adicional, crear un grupo de veedores de la sociedad civil para diferentes procesos encaminados al control de pérdidas.

Por otra parte, la necesidad de implementar acciones de control de pérdidas con un abordaje integral: que llegue a grandes hurtadores y también a los pequeños; y buscar apoyo en inversión o financiamiento con entes multilaterales para mejorar la reducción de pérdidas.