17/05/2022
12:01 AM

Más noticias

Nuevas inversiones espera el sector productivo hondureño

La industria maquiladora, completamente recuperada de la pandemia, recibirá entre $400 y $600 millones en nuevas inversiones.

San Pedro Sula, Honduras.

La asunción de un nuevo gobierno, el interés de Estados Unidos de acentuar las relaciones diplomáticas, comerciales y económicas con Honduras y el surgimiento de coyunturas “especiales” en el mercado internacional despierta el optimismo en importantes sectores productivos del país.

La industria maquiladora, afectada por la pandemia en 2020, despidió 2021 con todo el sistema totalmente reactivado, con 10,000 empleados adicionales, 180,000 en total y con exportaciones que superan los $5,000 millones y recibe un nuevo año con condiciones favorables para multiplicar sus operaciones.

Alden Rivera, director de operaciones de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), dijo que ahora que la industria “agotó todo el proceso de reactivación” está lista “para aprovechar las coyunturas especiales globales que permitirán seguir creciendo y una mayor integración vertical”.

Entre esas coyunturas, según Rivera, está “el envejecimiento de la población china y la reducción de las emisiones de carbono de China que causarán una disminución en la producción de ese país y una debilidad para abastecer el mercado global”, específicamente “el de Estados Unidos, donde se abre una venta para la maquila hondureña”.

Al ser entrevistado por Diario LA PRENSA, Rivera anunció que en 2022 la industria realizará más inversiones en nuevas plantas que oscilarán entre los $400 y $600 millones. Entre ellas se destacan las que efectuará la fabricante de hilos de Estados Unidos Parkdale Mills y Gildan de Canadá.

Los beneficios de estas inversiones, particularmente la de Parkdale Mills, divulgada por la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, impulsarán a la economía, crearán nuevas fuentes de empleo y generará una serie de beneficios entre 2022 y 2024, considera Rivera.

La industria maquiladora mantiene una visión positiva y “grandes expectativas” con la llegada de Xiomara Castro a la presidencia porque, de acuerdo con Rivera, el equipo de transición “comprende la situación y el momento extraordinario que la industria puede alcanzar”.

“Antes de las elecciones nos reunimos con los candidatos que tenían mayores probabilidades, según las encuestas que circulaban en el sector privado. Después de las elecciones, nos hemos reunido dos veces con el equipo de transición, con Hugo Noé Pino, Rebeca Santos, Marcio Sierra, Héctor Zelaya y Pedro Barquero. Ellos nos han prometido que nos acompañarán en los procesos de promoción. Ellos comprenden bastante bien el momento que pasa la industria”, dijo.

Nuevas inversiones espera el sector productivo hondureño

Al igual que la gran industria, como la maquila, los pequeños empresarios del país esperan que el nuevo gobierno simplifique los trámites administrativos y genere condiciones fiscales para reactivar la estructura productiva afectada por la pandemia y las tormentas tropicales Eta y Iota.

“Como sector mipyme nos embarga una nueva esperanza para esperar cambios significativos. Los últimos tres gobiernos en 12 años no causaron ninguna incidencia en este sector que es el mayor generador de empleo. Respecto a las facilidades burocráticas para optar a licencias, permisos, registros, no tuvimos apoyo realmente; beneficios fiscales meridianos. Tuvimos dificultad durante la pandemia y durante los huracanes, no nos detuvimos, fuimos resilientes porque tenemos familia que mantener”, dijo Humberto Rivera, asesor legal de la Asociación Nacional de Medianas y Pequeñas Industrias de Honduras (Anmpih).

Rivera dijo que “este nuevo gobierno llena de tranquilidad al país, la población augura cambios y la mipyme espera el apoyo que realmente necesita, sobre facilidades”. “No necesitamos nada regalado como mipyme, queremos facilidades para acceder a créditos con baja tasa de interés y a largo plazo, nuevos mercados y una plataforma expedita para mover nuestras mercaderías y hacer nuestras gestiones”, dijo Rivera.

Mientras, el sector agroproductor espera una reunión con la comisión de transición para presentarle soluciones a los problemas que afectan a los diferentes rubros que no lograron una solución en los últimos cuatro años de la administración gubernamental saliente.

Los sectores productivos hondureños mantienen altas expectativas con relación a la nueva administración estatal.

Guillermo Cerritos, director ejecutivo de la Federación Nacional de Agricultores de Honduras (Fenagh), le dijo a Diario LA PRENSA que él espera que el nuevo gobierno “ponga los ojos en el campo porque este favorece económicamente al 30% de la Población Económicamente Activa (PEA), unos 4 millones de hondureños.

La administración Castro, plantea Cerritos, debe apoyar a la caficultura, producción bananera, sector camaronero, palma aceitera y granos básicos para garantizar la seguridad alimentaria amenazada en los últimos años por fenómenos climáticos y covid-19.“Esperamos que mantenga el bono a la caficultura debido a que ha habido un aumento en el precio internacional de los fertilizantes. Esperamos que el Gobierno habilite un crédito para reactivar al sector bananero. Antes exportábamos $530 millones, hoy hemos llegado a aproximadamente $200 millones”, dijo Cerritos.

Fenagh, según Cerritos, espera además que la nueva administración “mejore el programa de trazabilidad que ofrece el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa) y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) para crear confianza en el consumidor. También, que evite el robo de camarones en las fincas de productores pequeños”.

La inversión extranjera acude al sector de manufacturación en Honduras.

“El gobierno debe apoyar a los productores de granos básicos porque para ellos ahora el fertilizante es inalcanzable. Puede ofrecer apoyo en especies. Este nuevo gobierno debe garantizar seguridad jurídica en el agro; debe garantizar los desalojos inmediatos en plantaciones de palma aceitera y caña de azúcar que han estado invadidas. No debe derogar las reformas al Código Penal sobre los desalojos. Muchas personas están invadiendo las fincas de palma aceitera porque el precio ha subido en el mercado internacional”, dijo.

Cerritos le sugiere a la nueva administración que asigne en las embajadas como agregados comerciales a egresados de ingeniería agrícola de Zamorano, Universidad Nacional Autónoma de Honduras y otras universidades “para que promocionen la producción hondureña y abran nuevos mercados”.

Nuevas inversiones espera el sector productivo hondureño