Más noticias

Muere por coronavirus un reo en la cárcel de El Pozo

El privado de libertad murió el 20 de abril y fue hasta ayer que se informó del resultado como positivo.

Ilama, Santa Bárbara.

Luego de siete días de haber muerto, las autoridades de Salud confirmaron a Medicina Forense que un reo al que le practicaron autopsia, dio un resultado positivo por coronavirus.

El privado de libertad, quien murió el pasado 20 de abril, estaba recluido en la Penitenciaría Nacional de Ilama, Santa Barbara, conocida como El Pozo.

La muerte fue notificada a las autoridades de Medicina Forense, Fiscalía y de Investigación de Santa Barbara, quienes hicieron el reconocimiento, pero en sus anotaciones la causa y manera de fallecimiento la dejaron para determinar posteriormente a través de la autopsia.

Según se conoció, el fallecimiento del reo se estaba manejando como natural, pero debido a que no se confirmaba, el cadáver fue trasladado el mismo día a la morgue de Medicina Forense de San Pedro Sula, donde le practicaron la autopsia para identificar la manera y causa de muerte.

El forense y personal auxiliar en la morgue tomaron las medidas de bioseguridad por prevención al hacer la autopsia. Se trata de un reo de 52 años, originario de Nueva Celilac, Santa Bárbara.

Ayer se conoció que el resultado del privado de libertad de 52 años y originario de Nueva Celilac, Santa Barbara, fue positivo por COVID-19. Además del personal forense de San Pedro Sula, también informaron al personal médico de Santa Barbara para tomar las medidas de bioseguridad.

$!Foto: La Prensa

Alba Consuelo Flores, ministra de Salud en Honduras
Tras difundirse la información, Alba Consuelo Flores, ministra de la Secretaría de Salud, dijo este martes que 'aún debemos confirmar la información, por lo que ya nos comunicamos con el Instituto Nacional Penitenciario para verificar la causa del suceso. También habría que ver quiénes fueron los contactos de este privado de libertad antes de su muerte, porque eso obligaría a que separen celdas y se tomen medidas de aislamiento, pero reitero, vamos a investigar primero y si murió de coronavirus, se intervendrá la cárcel'.

$!Foto: La Prensa

Digna Aguilar, vocera del INP
En tanto, Digna Aguilar, vocera del Instituto Nacional Penitenciario ( INP), informó que ya se ha solicitado una investigación por parte de la Secretaría de Salud con relación al caso, ya que el privado de libertad no presentaba síntomas de COVID-19.

Relacionada: Familiares de reos dicen estar preocupados por vulnerabilidad ante el coronavirus

'Videos de las cámaras de seguridad muestran que a las 9:50 pm del 20 de abril, él estaba mirando televisión junto con compañeros, de pronto comenzó a sentirse mal, los compañeros los auxiliaron y lo trasladaron a la clínica de la cárcel, pero al llegar ya no tenía signos vitales', agregó.

'Medicina Forense llegó hasta el 21 de abril a las 8:30 am a traer el cadáver, el 23 de abril le realizaron la prueba y fue hasta ayer que dieron el resultado, pero se debe investigar, ya que los reos no han tenido contacto con personas externas al establecimiento. Ayer que se recibió la notificación, automáticamente se le comunicó al personal de salud asignado a la cárcel y se evaluó a los reos, hasta el momento no hay alguien con síntomas de coronavirus', aseguró Aguilar.

Suspensión de visitas

El Instituto Nacional Penitenciario informó el 13 de marzo que ante la emergencia sanitaria que atraviesa el país por la pandemia del coronavirus, y acatando las recomendaciones brindadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se suspendían las visitas de manera temporal.

'En apego a las facultades legales del Instituto Nacional Penitenciario en los artículos 288 y 299 del Reglamento General de Ley del Sistema Nacional Penitenciario, y así evitar la propagación del COVID- 19, se suspenden las visitas hasta nuevo aviso en todos los centros penitenciarios a nivel nacional', citaba textualmente el comunicado.

Por otro lado, aseguraron que se han impartido charlas ilustrativas sobre la prevención, manejo y seguimiento del COVID-19 a personas privadas de libertad, personal operativo y administrativo.

Para prevenir cualquier tipo de contagio, se dotó de mascarillas a todos los centros penitenciarios y así sean utilizadas por las personas privadas de libertad y personal de seguridad al momento de trasladarse a citas médicas o audiencias judiciales.