Copán.

Diez fosas fueron cavadas en Santa Rosa de Copán y Nueva Arcadia para dar sepultura a las posibles víctimas mortales por causa del coronavirus.

Miembros del comité de emergencia municipal (Codem) de Santa Rosa excavaron las seis fosas comunes en un predio municipal en la parte posterior del cementerio.

En La Entrada, Copán, se excavaron cuatro tumbas en el lugar conocido como El Orégano en Nueva Arcadia.

La Secretaría de Salud capacitó al personal que conforma los codem de los dos municipios que por ley es el encargado de manejo de cadáveres de las víctimas de coronavirus junto con funerarias locales, Cuerpo de Bomberos, Fuerzas Armadas y Policía Nacional, cuyas autoridades deberán dar acompañamiento a las acciones.

Salud ha hecho hincapié en el cumplimiento de los protocolos de manejo de pacientes contagiados al igual que de los cadáveres.

Los codem asignarán al menos cuatro personas que deberán ser provistas de equipo de bioseguridad antes de hacer cada procedimiento y bolsas de polietileno para todos los desechos.

Hay un máximo de seis horas para el entierro y el tiempo se podrá extender si el deceso ocurriera en la noche.

Una paciente ingresada la madrugada del lunes a la sala de aislamiento de COVID-19 en el Hospital de Occidente falleció ayer, informaron autoridades de Salud.

Se trata de una mujer de 62 años que ingresó con sintomatología relacionada al coronavirus.

Personal de Salud informó que se le realizó prueba de PCR para confirmar o descartar si la ahora occisa padecía la enfermedad.