24/07/2024
09:21 AM

Los mitos y la falta de protocolos han labrado el camino del COVID-19, afirma médico intensivista de EEUU   

Javier Pérez, director de la unidad de cuidados intensivos del hospital Baptist Health de Miami, afirma que muchos gobernantes han sido imprudentes con este tema y ahora pasa factura.

San Pedro Sula, Honduras.

El director de la unidad de cuidados intensivos del hospital Baptist Health de Miami, Estados Unidos y experto en neumología, Javier Pérez, afirma que los mitos y las faltas de protocolos en el debido momento han hecho que el COVID-19 avance considerablemente en muchos países.

Además afirma que las autoridades a nivel mundial no han respondido con el profesionalismo necesario para enfrentar este tipo de crisis. 'Durante el avance de la pandemia, uno de los grandes problemas ha sido que algunos gobernantes fueron inicialmente imprudentes en no creer en la seriedad de la misma y retrasaron las respuestas de sus países', dijo Pérez.

También hizo énfasis en que es vital que se comparta información transparente a la población. 'Los países que han hecho más pruebas y comparten información real, son los que más casos van a reportar. Sin embargo, esto no significa que en otros países haya menos casos', explicó.

Además lea: Honduras alcanza 121 muertes por coronavirus y 2,080 contagios

De acuerdo a su experiencia, estando en la primera línea de la lucha contra la pandemia en Estados Unidos, 'los gobiernos y los sistemas de salud deben replantear protocolos y sistemas de preparación. Por ejemplo, el sistema de salud de los Estados Unidos es altamente criticado, pero se ha preparado por muchos años para catástrofes como la actual y por eso ha sabido responder al mayor número de casos de COVID-19 del mundo sin colapsar'.

Según el galeno, también ha quedado evidenciado que los países deben tener capacidad de respuesta autónoma; y que los sistemas de coordinación de esfuerzos son fundamentales, 'ya que se puede perder mucho tiempo y recursos en organizar respuestas para crisis de esta magnitud'.

Finalizó diciendo que es posible que las pruebas de anticuerpos contribuyan a un mejor control de la pandemia. 'El hacerse la prueba no es suficiente, sobre todo si el resultado es negativo, ya que hay muchos casos negativos que pudieran hacerse positivos mañana o en los días siguientes, y entonces habría que repetir la prueba diariamente'.

En Estados Unidos actualmente se registran 1,380,465 contagios, 83,249 muertes y alrededor de 230,287 recuperados por coronavirus.