Gobierno de Honduras promete obras inmediatas de protección

La inversión en la construcción de las represas El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo y la reparación de bordos es superior a los 800 millones de dólares.

La inversión en la construcción de las represas El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo y la reparación de bordos es superior a los 800 millones de dólares.
La inversión en la construcción de las represas El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo y la reparación de bordos es superior a los 800 millones de dólares. /

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades del Gobierno y sectores organizados del valle de Sula instalaron ayer en esta ciudad una comisión especial que abordará el desarrollo integral de esta zona productiva del país.

La iniciativa pone al valle de Sula como prioridad nacional en la reparación de bordos y construcción de represas hidroeléctricas para mitigar futuras inundaciones, según se acordó.

Diario LA PRENSA ha publicado esta semana la serie Salvemos al valle, la cual ha desnudado el abandono y la falta de protección de la región más productiva del país cinco meses después de la destrucción causada por las tormentas Eta y Iota en noviembre pasado.

LEA: Inundaciones obligan a miles de pobladores del Valle a emigrar

Las autoridades enfatizaron que esta intervención no solo será en infraestructura, sino que abarcará la parte agrícola y la ayuda humanitaria.

La comisión está integrada por funcionarios del Gabinete de Gobierno, miembros de la empresa privada, sociedad civil, productores y gobiernos municipales.

El ministro de Coordinación General de Gobierno, Carlos Madero, dijo que los proyectos se harán de forma inmediata con el objetivo de darle seguridad a la población.

“El tema de los bordos no solo genera inseguridad para la población, también en el tema económico. Las empresas de sectores productivos necesitan de las obras de contención para garantizar los diferentes créditos del sistema financiero”, agregó Madero.

np-valle-230421 (3)(800x600)
La Comisión está integrada por funcionarios de Gobierno, sociedad civil y productores. Fue instalada ayer en la 105 Brigada de San Pedro Sula.

El funcionario expresó que el valle de Sula es una zona vital y hay conciencia de la importancia de las represas. Esto no se va a arreglar solo con reparar los bordos, se arregla realmente con el sistema de contención de represas”, puntualizó.

El ministro de Gobernación, Justicia y Descentralización, Leonel Ayala, señaló que por instrucciones del presidente Juan Orlando Hernández se han adelantado los procesos de licitación y contratación a través de la Oficina Normativa de Contratación y Adquisiciones del Estado de Honduras (Oncae).

“Actualmente se ejecuta el 71% de las obras, pero para finales de la otra semana esperamos que ese porcentaje aumente”, indicó.

Bordos y canales

“Para finales de la otra semana esperamos concluir los procesos de contratación de todas las obras del valle de Sula, que representan 75 kilómetros en daños de bordos y de 35 a 40 kilómetros de canales que se deben desazolvar”.

De acuerdo a lo manifestado por Ayala todos las proyectos licitados irán con la veeduría social del Foro Nacional de Convergencia (Fonac) y de los sectores palmeros, bananeros y azucareros, entre otros. “La idea es que para julio, antes de agosto, todas estas obras estén concluidas”, apuntó Ayala.


Las represas

El secretario de la Presidencia, Ebal Díaz, manifestó que la represa El Tablón debe ser una prioridad, así como Los Llanitos y Jicatuyo.

“Esas obras son importantes, pero también el cuidado de las cuencas de los ríos, si estas no se protegen el valle de Sula seguirá inundándose y la destrucción será total afectando tanto a pobladores como la actividad económica”.

Díaz anunció que el Gobierno de Hernández dejará contratados los estudios de las represas sobre el río Ulúa e iniciada la obra civil de la represa El Tablón sobre el Chamelecón “para que en tres o cuatro años el valle de Sula sea seguro. Nosotros solo iniciamos la contratación de los estudios y por la magnitud de esas obras no se terminan en un año, según los expertos su ejecución podría tardar entre tres y cinco años”.

Según Díaz, la construcción de las represas, la reparación de bordos y todo lo relacionado a la protección del valle de Sula comprende una inversión superior a los 800 millones de dólares.

La Prensa