09/08/2022
07:52 PM

Más noticias

Video: Obama busca trabajo antes de abandonar la Casa Blanca

El comediante Stephen Colbert le hizo una divertida entrevista de trabajo al presidente estadounidense.

Washington, Estados Unidos.

A menos de tres meses para abandonar la que fue su residencia por los últimos 8 años, el presidente Barack Obama ya busca un nuevo empleo y su amigo y comediante Stephen Colbert dio un paso al frente para ayudarle a 'pulir' su curriculum.

El mandatario protagonizó un divertido sketch para el popular programa de la CBS, The Late Show, en el que Colbert adoptó el personaje de un gerente de oficina llamado “Randy”, para hacer algunas preguntas difíciles a Obama.

La entrevista de trabajo no empieza muy bien: '¿Edad? 55... Tiempo difícil para empezar de nuevo para un hombre', bromea Colbert. A continuación, el entrevistador destaca que 'no he visto ningún ascenso en los últimos ocho años, algo que no es nada bueno' a lo que Obama responde que 'he estado encerrado en una habitación durante mi último trabajo aunque la persona con el cargo más poderoso lo tiene mi mujer', lo que desata los aplausos de la gente.

Colbert, quien usa un bigote falso, un chaleco y unos lentes para encarnar a Randy continúa la entrevista bromeando con polémicas y sucesos que tuvo Obama durante su mandato.

'¿Usted dónde nació? Aquí no lo dice', pregunta Randy recordando la polémica impulsada por Donald Trump de que Obama no era estadounidense.

Preguntado sobre sus principales logros en su último empleo, Obama destaca los tratados para el cambio climático, las armas nucleares en Irán y la apertura de las relaciones con Cuba, pero ‘Randy’ cambia todo por ‘habilidades con Excel y conversación en español’.

El momento clave del sketch fue cuando Randy lo puso a comparar entre dos alimentos que representaban a los candidatos presidenciales. Uno es una barra de fibra que viajó a más de 100 países, y el otro es una 'mandarina, cubierta con pelo de golden retriever, y llena de vil, que no dejaría a solas con la mujer que quiero', según Colbert, Obama eligió la barra, por supuesto.