27/06/2022
08:05 AM

Más noticias

Tensión en Estados Unidos por racismo

Obama pidió a la policía ser 'transparente' sobre muerte de joven negro en Misuri.

Washington, Estados Unidos.

La pequeña ciudad de Ferguson, en Misuri (centro) vivió su quinta noche de protestas por la muerte de un joven negro desarmado a manos de un oficial blanco el sábado pasado, reviviendo el sensible debate del racismo en Estados Unidos.

Según la cadena CNN y otros medios locales, la policía antimotines cargó contra los manifestantes el miércoles por la noche cerca de una gasolinera incendiada, donde éstos se habían reunido, en un suburbio de esta ciudad de los alrededores de Saint Louis, la capital del Estado.

Las imágenes mostraron a los manifestantes entre gases lacrimógenos y bombas de humo. La policía recurrió también al uso de granadas ensordecedoras, según el diario St. Louis Post-Dispatch.

'¡No somos perros! ¿Para qué diablos tienen esos bastones?', gritó un manifestante a los policías, según el diario.

Las fuerzas del orden fueron ampliamente desplegadas y los policías, visiblemente tensos, estaban fuertemente equipados.

La fotografía de un francotirador en uniforme militar que apunta a la protesta con su fusil de mira, desde un vehículo blindado, circuló frenéticamente por las redes sociales, que están muy activas a favor de los manifestantes, para denunciar el hecho.

Muchos veteranos de guerra de Irak y Afganistán se declararon también conmocionados de ver a los policías mejor armados que lo que ellos mismos lo estaban muchas veces en las zonas de conflicto.

Habla Obama

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó este jueves un llamado a la calma y pidió mesura a las fuerzas del orden después de las violencias que sacudieron la ciudad de Ferguson (Misuri, centro) donde un policía blanco mató a un joven negro.

Obama consideró que la policía tenía 'la responsabilidad de ser transparente' acerca de lo que realmente había ocurrido el sábado por la noche, y advirtió también a las fuerzas del orden contra un 'uso excesivo de la fuerza contra manifestaciones pacíficas'.