02/03/2024
09:30 PM

¿Delirio o genialidad? Remolcar icebergs para paliar sequía

  • 04 julio 2018 /

Para salvar Ciudad del Cabo, Nick Sloane propone ir a buscar los inmensos depósitos de agua dulce que flotan a apenas 2.000 km de las costas del país.

Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

La idea parece delirante. Pero para su impulsor no es imposible: paliar la histórica sequía de Ciudad del Cabo remolcando icebergs desde la Antártida…

Este año, la ciudad sudafricana escapó por poco al 'día cero', cuando el agua deja de salir del grifo, aunque para ello tuvo que someterse a drásticas restricciones, todavía en vigor.

Para salvar Ciudad del Cabo, Nick Sloane propone ir a buscar los inmensos depósitos de agua dulce que flotan a apenas 2.000 km de las costas del país.

'Si tuviéramos un montón de lluvias estaría por ahí descansando y divirtiéndome y mejorando mi golf. Pero en los últimos dos-tres años ha sido alarmante, que el ‘Día Cero’ no es algo del futuro, es algo del año próximo”, dijo Nick Sloane, Experto en salvamento marítimo.

Sloane tiene experiencia en proyectos fuera de lo común. En 2012 se hizo conocido por sacar a flote el buque Concordia tras su naufragio frente a las costas de Italia.

Un desafío titánico, pero no tanto como esta apuesta.

Lo primero sería identificar el iceberg ideal, de unos 100 millones de toneladas, con la ayuda de drones y satélites. El hielo gigante debería entonces embalarse en un tejido aislante, y un potente remolcador lo guiaría lentamente hasta la punta sur del continente africano.

Lea: La segunda vida de las iglesias marroquíes

Allí el agua procedente del hielo derretido se almacenaría en un inmenso recipiente construido para ello y una máquina iría apilando el hielo. Una tarea que demoraría un año, pero que implicaría recuperar unos 150 millones de litros de agua.

Algo que no resolvería la crisis, pero aportaría entre 20 y el 30% de las necesidades anuales de agua de la ciudad.

El coste del proyecto, obviamente, es descomunal: en torno a 160 millones de dólares, por iceberg.

“En este punto nos parece que el recurso a la capa freática y las opciones de desalinización son más baratas o de un precio similar. También hay que ver cómo inyectar el agua del iceberg a nuestra red de distribución, si hay capacidad de hacerlo”, añadió Ian Nielsen, Teniente de alcalde de Ciudad del Cabo.

Para los expertos, el proyecto genera otras incógnitas: ¿se romperá el iceberg durante el transporte? ¿Cómo se lidiará con las corrientes durante el remolque? ¿Cuánto hielo se derretirá?

Sloane admite que es una apuesta de alto riesgo, pero sabe que si consigue el financiamiento y lo logra, sería una primicia mundial. Texto, foto y video de AFP.

¿Delirio o genialidad? Remolcar icebergs para paliar sequía