Ciudad de Guatemala.

El gran problema de la migración del Triángulo Norte de Centroamérica puede empeorar aún más si el controvertido Donald Trump gana la Presidencia de EUA, advirtió el analista Arturo Matute, de la organización International Crisis Group.

“En el caso de que se restringiera y se fortaleciera el proceso de deportación de las personas (centroamericanas) que ya están allá, realmente afectaría muy gravemente a esta región y sería un peligro inminente”, apuntó Matute.

Si las propuestas del multimillonario en materia migratoria se llevan a la práctica, como la deportación de los inmigrantes y la creación de un muro en la frontera con México, Centroamérica se vería “fuertemente afectada” por una disminución de las remesas y un aumento de la conflictividad y la tensión social.

Ello “plantearía desafíos a la gobernabilidad de los propios países”, anotó.

Indicó que “los equilibrios en los países del Triángulo Norte son muy frágiles y cabría la posibilidad de que pudiera darse un shock que genere alguna situación que desembocara en una crisis de refugiados más grave de la que ya se vive”, concluyó el analista guatemalteco.