Mientras países de Europa como España y Alemania esperan que la muerte de Hugo Chávez ayude a mejorar las relaciones con Venezuela, los países comunistas resienten la muerte del mandatario.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, dijo esperar este miércoles que Venezuela abra una nueva era tras la muerte de su presidente Hugo Chávez.

'Cuento con que Venezuela vuelva a arrancar después de estos días de duelo', destacó el canciller alemán en un corto comunicado.

'Venezuela tiene un fuerte potencial y la democracia y la libertad son los buenos medios para concretar ese potencial', añadió.

'La muerte de Hugo Chávez es una cesura profunda para Venezuela', consideró. 'Nos unimos al dolor de la familia del difunto y al duelo del pueblo venezolano', añadió.

La Unión Europea recibió 'con pesar' la muerte del presidente de Venezuela Hugo Chávez y espera 'profundizar' las relaciones con ese país, indicó en un comunicado divulgado este miércoles.

'Venezuela se ha destacado por su desarrollo social y por contribuir a la integración regional de América del Sur' señaló la misiva del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

'Esperando profundizar nuestras relaciones en el futuro, transmitimos al pueblo y al gobierno venezolanos nuestro sincero pésame y simpatía', añadió.

Chávez falleció el martes a los 58 años en Caracas, víctima de un cáncer que se le diagnosticó a mediados de 2011.

El vicepresidente Nicolás Maduro, de 50 años, será el candidato oficialista para las elecciones presidenciales que deberán celebrarse en un plazo de 30 días, como indica la Constitución, probablemente contra el líder opositor Henrique Capriles, de 40 años.

España

El gobierno conservador español quiere continuar mejorando sus relaciones con Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, afirmó este miércoles en un comunicado, expresando sus condolencias por el fallecimiento de 'un personaje político' de gran influencia para América Latina.

'En estos momentos de duelo, el gobierno de España expresa su voluntad de continuar trabajando intensamente en el fortalecimiento de los vínculos bilaterales y de las relaciones de profunda amistad que unen a nuestros dos países', afirmó el ministerio de Asuntos Exteriores en un breve comunicado.

'Con la muerte del Presidente Chávez desaparece un personaje político que ha tenido una gran influencia en Iberoamérica', consideró, trasmitiendo el pésame del jefe del ejecutivo, Mariano Rajoy, a Venezuela y sus 'sinceras condolencias' a la familia del mandatario.

'Creo que las relaciones entre Venezuela y España están por encima de quién lidere cualquiera de los dos países: son unas relaciones sólidas', había afirmado anteriormente en declaraciones a la radio privada Cadena Ser el canciller español, José Manuel García Margallo.

El opinión del ministro español, en Venezuela 'la situación no va a variar demasiado' tras la muerte de Chávez.

'Creo que efectivamente el candidato va a ser Maduro y todos los que le conocen me dicen que es un hombre dialogante, un hombre que viene de los sindicatos, y por lo tanto acostumbrado a la negociación', agregó, aludiendo a la voluntad de Madrid de solucionar los problemas de algunas empresas españolas en Venezuela.

También el ministro de Justicia español, Alberto Ruiz-Gallardón se refirió a Chávez, a quien conocía personalmente.

'Él había construido un personaje, lo interpretaba muy bien, pero siempre al final, cuando te levantabas de la reunión, al menos en mi caso, la sensación que tenías es que con quien habías hablado no era con la persona sino el personaje', afirmó en declaraciones a la radio pública RNE.

Los comunistas

El presidente ruso Vladimir Putin dijo este miércoles que el mandatario venezolano Hugo Chávez fallecido la víspera en Caracas era 'un hombre fuera de lo común y fuerte, que miraba hacia el futuro y que siempre fue extremadamente exigente consigo mismo.

Putin destacó que Chávez fue un 'amigo cercano de Rusia', que permitió sentar 'bases sólidas para una asociación ruso-venezolana, establecer contactos políticos activos y lanzar grandes proyectos humanitarios y económicos' entre los dos países.

Putin llamó a Caracas a mantener esa línea, 'reforzando y desarrollando las relaciones entre Rusia y Venezuela', que firmaron varios acuerdos energéticos y de armamento desde 2005.

China se manifestó en la misma línea. 'El presidente Chávez fue un gran líder de Venezuela y un gran amigo del pueblo chino. Contribuyó de forma importante a las relaciones amistosas y fructíferas entre China y Venezuela', declaró Hua Chunying, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

El presidente chino Hu Jintao y su sucesor designado, Xi Jinping, líder del Partido Comunista Chino, enviaron cada uno a Caracas un mensaje de condolencias.

La cooperación entre Caracas y Pekín conoció un desarrollo impresionante en los últimos años, con la firma de acuerdos por valor de miles de millones de dólares en los ámbitos del petróleo, la energía, la construcción, la industria y la tecnología.

Pekín acordó además una línea de crédito de 30.000 millones de dólares a Venezuela, que vende 640.000 barriles de petróleo cada día a los chinos. De esos, 264.000 corresponden al pago de la deuda.

Entre tanto Siria rindió tributo a uno de los pocos dirigentes del mundo que apoyó a Bashar al Asad ante el levantamiento que se transformó el rebelión armada.

'Chávez siempre ha apoyado los derechos legítimos árabes; también ante el complot contra Siria', indicó la agencia oficial siria SANA. El fallecido líder 'expresó en numerosas ocasiones su solidaridad con la dirigencia y el pueblo sirios ante el ataque imperialista salvaje', añadió.

En Irán, el presidente Mahmud Ahmadinejad dijo que Chávez falleció 'de una enfermedad sospechosa' y dijo que es 'un mártir por haber servido su pueblo y protegido los valores humanos y revolucionarios'.

'No tengo dudas de que volverá, junto con el virtuoso Jesús y el Hombre perfecto', añadió Ahmadinejad.

Venezuela es el principal aliado de Irán en América Latina, y ambos países desarrollaron estrechas relaciones económicas y políticas en los últimos años.

Chávez hizo 13 visitas a Irán durante sus catorce años de poder. Ahmadinejad se desplazó seis veces a Venezuela desde que asumió el poder en 2005.