Washington, Estados Unidos.

La administración de Donald Trump anunciará mañana una serie de restricciones a las visas de turistas para impedir que extranjeras embarazadas viajen a Estados Unidos a dar a luz, informó este miércoles CNN.

Funcionarios del Departamento de Estado revelaron a CNN que la agencia está modificando una regulación para garantizar que las visas no se usen para el turismo de nacimiento, la práctica de los extranjeros que dan a luz en suelo estadounidense para garantizar que sus hijos se conviertan en ciudadanos estadounidenses.

Las nuevas normas, que se publicarán este jueves, representarán nuevos obstáculos para que mujeres embarazadas puedan obtener una visa de turista. Las solicitantes también deberán probar ante los funcionarios consulares de que se tiene otra razón legítima para viajar a Estados Unidos.

Eliminar ciudadanía por nacimiento

Los requerimientos implicarían además que los oficiales en los puntos de entrada de la frontera o en las estaciones migratorias de los aeropuertos, podrían negar la entrada a las mujeres embarazadas que sospechen viajan exclusivamente a dar a la luz en EEUU.

El denominado turismo de maternidad se ha convertido en un negocio rentable en EEUU, donde varias empresas cobran hasta 80,000 dólares por servicios que incluyen hotel y atención médica.

Trump ha dicho en reiteradas ocasiones que busca eliminar el derecho a la nacionalidad por nacimiento, a través de un decreto. Los expertos creen que esta medida iría en contra de la Constitución.

Vea: EEUU advierte a migrantes de caravana que México los deportará

Esta iniciativa chocaría con la 14º enmienda de la Constitución de Estados Unidos que establece que las personas nacidas en el país son ciudadanos. La medida se aprobó tras la Guerra Civil para garantizar que los estadounidenses afroamericanos tuvieran sus derechos completos, garantizando la ciudadanía de 'todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos'.

Desde entonces esta enmienda ha sido interpretada para garantizar la ciudadanía de la mayoría de las personas nacidas en Estados Unidos, sean o no sus padres ciudadanos o vivan o no legalmente en el país.