19/07/2024
12:01 AM

El error del cerebro de los atentados que le costó la muerte

  • 20 noviembre 2015 /

Un celular hallado en las afueras del Bataclan llevó a la policía hasta Abdelhamid Abaaou, el terrorista que puso de rodillas a París.

París, Francia.

'Estamos en marcha, empezamos', este fue el mensaje de texto que las fuerzas de seguridad francesas hallaron en un celular que los terroristas probablemente perdieron en las afueras de la sala de conciertos Bataclan, durante el ataque en el que murieron 89 personas.

Esta pista fue la clave para determinar que Abdelhamid Abaaoud, el cerebro de los ataques se encontraba en un apartamento del barrio Saint-Denis, cerca del Estadio Nacional de Francia, al norte de París.

Las autoridades también determinaron en cinco días de investigación, que nueve hombres participaron en los atentados: tres kamikazes en las inmediaciones el Estadio de Francia en Saint-Denis, otros tres en la sala de conciertos El Bataclan y tres más que dispararon de forma indiscriminada contra bares y restaurantes.

En Saint-Denis, los agentes de las fuerzas del orden recibieron intensos disparos, y llegaron a disparar 5.000 cartuchos, detalló el fiscal. La operación duró siete horas y paralizó el barrio. 'Parecía que estábamos en guerra', contó Hayat, una testigo de 26 años.

Foto: La Prensa

Abaaoud tiró su celular a un basurero tras iniciar el ataque en la sala de conciertos del Bataclan donde el y sus hombres asesinaron a 89 personas.


El edificio podría derrumbarse, lo que complica el trabajo de los investigadores. Como consecuencia, el fiscal dijo que no podía precisar el número exacto de muertos ni sus identidades.

El cuerpo 'acribillado' del yihadista belga Abaaoud fue 'formalmente identificado' entre los muertos de la operación en el suburbio de Saint Denis (norte), anunció el fiscal François Molins. Su identidad fue determinada gracias a las huellas dactilares.

Este miembro activo del Estado Islámico (ISIS) nació hace 28 años en el barrio Molenbeek de Bruselas, un vivero de yihadistas. Era conocido como Abu Omar al Baljiki ('el belga'), se creía que estaba en Siria y sobre él pesaba una orden de detención europea e internacional.

Las autoridades francesas se preguntan cómo es posible que huya podido regresar sin ser detectado por ningún servicio de inteligencia europeos.

Lea más: Video capta momento en que mujer terrorista se hizo explotar

Además: Presuntos terroristas de París estuvieron en América Latina

Antes de los atentados Francia 'no recibió comunicación alguna procedente de países europeos por donde pudo transitar' el yihadista, dijo el ministro del Interior Bernard Cazeneuve. Después del fatídico viernes, 'un servicio de inteligencia de un país no europeo nos señaló haber tenido conocimiento' de su paso por Grecia, explicó.

El jefe de gobierno Manuel Valls se congratuló por la eliminación de 'uno de los cerebros' de la matanza, al que le atribuyen cuatro de los seis atentados frustrados en Francia desde la pasada primavera.