Ciudad de Guatemala.

El ministro de Gobernación de Guatemala, Mauricio López Bonilla, uno de los hombres de confianza del presidente Otto Pérez Molina, renunció hoy a su cargo, informó a Efe una fuente oficial.

Esta dimisión, cuyas razones no han transcendido, se produce cuándo el Gobierno de Pérez Molina está acosado por escándalos de corrupción que han obligado a la renuncia de al menos dos altos cargos, entre ellos Roxanna Baldetti a la Vicepresidencia.

López Bonilla, un teniente coronel del Ejército, era conocido como el hombre fuerte del presidente. Llegó junto a Pérez Molina en la cartera del Interior el primer día de gobierno el 14 de enero de 2012. Fue su jefe de campaña y es actualmente el secretario general adjunto del oficialista Partido Patriota.

Lea más: Detienen al presidente del Banco de Guatemala por fraude

Además: Presidente guatemalteco descarta renunciar tras escándalo de corrupción

De hecho, está señalado como el jefe de una red de sobornos en el sistema penitenciario. Su amistad con el ex capitán Byron Lima Oliva, que cumple una pena de 20 años de prisión por la muerte del obispo Juan José Gerardi -ocurrida el 26 de abril de 1998-, lo dejó en la mira. 'Tiene bóvedas en su casa para guardar dinero del narco', afirmó el poderoso reo.

La acusación de Lima desnudó la connivencia de los políticos guatemaltecos con la corrupción en el sistema penitenciario local. Según Lima, en la red en la que está involucrado López Bonilla también se encuentran diputados del Partido Patriota, fiscales y miembros de los juzgados de ejecución.

La dimisión de López Bonilla llega un día después del arresto del ex secretario privado de Otto Pérez Molina Juan de Dios Rodríguez, acusado de malversar 14,5 millones de dólares. También fue detenido Julio Suárez, cabeza del Banco Central y quien también habría participado en el ilícito.

El mandatario guatemalteco también anunció hoy nuevos cambios en su Gabinete entre estos, la destitución del viceministro de seguridad, Edi Juárez.