El Salvador y EEUU acuerdan ejecutar plan de asilo migratorio

Migrantes que soliciten asilo en la frontera de Estados Unidos serán transferidos a El Salvador.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Chad Wolf, y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante una reunión en Casa Presidencial en San Salvador.
El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Chad Wolf, y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante una reunión en Casa Presidencial en San Salvador.

San Salvador.

El Salvador y Estados Unidos concluyeron los acuerdos para la implementación de un plan para que la nación centroamericana reciba en su territorio a las personas que soliciten asilo en el país norteamericano, informó este martes una fuente oficial.

De acuerdo con la Embajada de Estados Unidos en El Salvador, el Departamento de Seguridad Nacional anunció que EE.UU. y El Salvador han concluido los acuerdos para la implementación del Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), el cual fue firmado en septiembre de 2019.

Señaló en un comunicado que, en virtud del plan, "algunos migrantes que soliciten asilo o protección humanitaria similar en la frontera de los Estados Unidos serán transferidos a El Salvador para que busquen protección en ese país".

La noticia se dio a conocer en momentos en que el secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Chad F. Wolf, se reunía en privado en San Salvador con el presidente Nayib Bukele, como parte de una visita que el funcionario estadounidense hizo a este país "para reunirse con contrapartes regionales y discutir cuestiones de seguridad más amplias que afectan a la región".



"La aplicación del Acuerdo de Cooperación de Asilo entre los Estados Unidos y El Salvador es un paso fundamental para el establecimiento de un enfoque verdaderamente regional de la migración y, más concretamente, para ofrecer protección a los migrantes que son víctimas de persecución", dijo Wolf, según la nota.

La sede diplomática indicó que Wolf, que antes visitó Panamá, agradeció al Gobierno de El Salvador y a Bukele por "su compromiso con la aplicación del ACA" y "la consiguiente ampliación de las vías de protección de que disponen los migrantes perseguidos en la región".

En su reunión con Bukele, el secretario interino de Seguridad Nacional dijo que "hemos notado la reducción de salvadoreños que emigran a los Estados Unidos, por eso estamos aquí, para continuar las relaciones con El Salvador, un país que se ha convertido en un modelo para la región", según lo informó la Casa Presidencial.

El Salvador se comprometió a recibir en su territorio a las personas que soliciten el asilo tras llegar a un puerto de entrada o cruzar alguna de las fronteras estadounidenses, según lo indica el documento firmado.



El escrito señala que el Gobierno salvadoreño no enviará a otro país a los solicitantes de protección antes de que Estados Unidos haya tomado una decisión sobre la petición.

También apunta que el país centroamericano deberá establecer un procedimiento para resolver la situación de las personas que desistan de la solicitud de asilo.

Uno de los primeros artículos del texto apunta que los procedimientos establecidos entre ambos países no aplican para salvadoreños o personas sin nacionalidad que vivan habitualmente en este país.

Acuerdos similares fueron firmados por Guatemala y Honduras con Estados Unidos.

Bajo estos acuerdos, Estados Unidos deporta a esos países a los migrantes que llegan a sus fronteras solicitando asilo y que antes han cruzado por las naciones centroamericanas.

Los acuerdos fueron suscritos por el predecesor de Wolf en el cargo, Kevin McAleenan.

El presidente electo de EE.UU., el demócrata Joe Biden, ya ha seleccionado a Alejandro Mayorkas como el futuro relevo de Wolf al frente del departamento. Mayorkas tuvo un papel relevante durante el Gobierno de Barack Obama en las negociaciones de deshielo con Cuba.

La Prensa