De 2 a 3 años toma a Estados Unidos resolver pedido de asilo

Pese al endurecimiento de las políticas migratorias, grupos de hondureños siguen saliendo del país con rumbo a Estados Unidos.

Retorno. Muchos hondureños desistieron de esperar en México la respuesta de solicitud de asilo y regresaron a su país.
Retorno. Muchos hondureños desistieron de esperar en México la respuesta de solicitud de asilo y regresaron a su país.

TEGUCIGALPA.

El número de hondureños que emigran a otros países, especialmente a los Estados Unidos, sigue mostrando una tendencia hacia el alza, desafiando el peligro de esa larga travesía y los esfuerzos del Estado por detener el éxodo de miles de compatriotas por diversas vías.

Para el experto en temas de migración, Ricardo Puerta, noviembre y diciembre son los meses en que se estimula más la migración, debido al deseo de las personas de reunirse de nuevo con sus familiares que emigraron.

Puerta añadió que una gran parte de los migrantes intentan una o varias veces partir de Honduras por la nostalgia o por nuevas expectativas de vida.

LEA: Protocolo de refugio con EEUU provocará crisis humanitaria en Honduras

Para el experto, la creación de la figura de “país seguro” ha creado cierta desmotivación en muchas personas que se enfrentan a las condiciones de hacinamiento que encuentran en México y otras condiciones deplorables como las sanitarias, alimentación y empleo, mientras esperan una respuesta a la solicitud de asilo. Para el entrevistado, el único país que tiene las condiciones de “país seguro” es Estados Unidos.

Sépalo
Honduras ha realizado importantes gestiones para que países desarrollados como Canadá, en un acuerdo recíproco, proporcionen asistencia técnica para capacitar a hondureños que deseen ir a trabajar a ese país bajo el Programa de Trabajadores Migrantes Temporales.
La Secretaría del Trabajo es la que coordina este proyecto del Programa de Trabajadores Migrantes Temporales en Quebec, Canadá.

En Estados Unidos hay una alta mora judicial que llega al millón de personas que están esperando una respuesta de asilo, dijo. De acuerdo con la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración de EUA, son 987,198 casos pendientes de inmigrantes (incluyendo 474,327 casos de asilo), cada uno con un promedio de 816 días para completarse, es decir más de dos años.

Las solicitudes de asilo por los extranjeros de El Salvador, Guatemala y Honduras representan más de la mitad de los casos pendientes. Puerta dijo que los deseos de migrar de Honduras son por diversas razones, entre ellos la falta de seguridad y esta puede ser de orden público o laboral.

fp-migrantes-151119 (4)(800x600)
2018.En adelante hubo un repunte de retornados de manera forzosa y voluntaria, pero también aumentó el flujo de nuevos migrantes.

En 2017 el número de retornados ascendió a 48,022 y en 2018, año en que se dispararon las caravanas de migrantes, aumentó a 73,110.

A partir de 2018, el Gobierno de los Estados Unidos comenzó a diseñar una serie de barreras para desincentivar el número de migrantes.

Entre esas medidas, están vigentes la figura de “tercer país seguro” que asumió México y los acuerdos migratorios de los Estados Unidos con los países miembros del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), para que también sean retenedores de migrantes centroamericanos y del resto del mundo.

650,000
jóvenes que no estudian ni trabajan están esperando una oportunidad para irse del país en busca de nuevos horizontes, según el experto en Migración, Ricardo Puerta.

Pero esa serie de medidas no ha reducido el flujo de migrantes hondureños como se esperaba, según los propios números del Gobierno. Para el caso, de 73,110 retornados en 2018, la cifra se disparó a 98,016 al 15 de noviembre anterior, lo que representa un aumento absoluto de 24,096 personas; y un incremento porcentual de 34.1%.

Migrante deportada

Josefa Flores, residente de la colonia Quesada de la capital fue deportada en 2016 y es una de las pocas migrantes que con apoyo del Gobierno ha logrado sobrevivir con una pequeña microempresa, para no huir del país, pero no pudo retener a su hijo José Flores, quien un año después de haber sido deportado, intentó el desafío de nuevo, reveló a LA PRENSA su madre. Doña Josefa dice que todos los fines de semana le vende nacatamales a sus vecinos, “pero en estos tiempos una microempresa no da mucho para que vivan varias personas”.

Por esa razón, resaltó Josefa: “él volvió a salir del país, pese a que sí fue visitado por miembros del Gobierno para ayudarle con una microempresa”.

27,000
hondureños, en promedio, están esperando en México que Estados Unidos respondan a su solicitud de asilo. Estados Unidos no ha fijado un plazo para responder.

Óscar Cruz también fue deportado y recibió apoyo de parte de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), para poner un taller de carpintería y el Gobierno le ayudó con un préstamo solidario de 5,000 lempiras. Aún con ese apoyo, Óscar dice que no puede sostener a su familia y en su mente sigue la idea de lograr el “sueño americano”.

Programas de ayuda

La jefa del Programa de Reintegración de Niñez Migrante de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Tania Padilla, dijo que el Gobierno articula la oferta institucional con las municipalidades brindando atención integral con un acompañamiento diferenciado de acuerdo con las necesidades del migrante retornado.

Padilla detalló que el programa de reintegración contempla tres líneas de trabajo: superación de la pobreza, reunificación familiar y protección especial. Además, se les motiva el espíritu empresarial para que establezcan sus propias microempresas y tengan oportunidades de desarrollo en su tierra.

En ese sentido, se otorgan beneficios de crédito solidario inmediato, capacitación y formación profesional para emprendimientos o empleabilidad. Los actores involucrados en la reinserción de los migrantes son la Dinaf, Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), Instituto Nacional de la Mujer (Inam), Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, Secretaría de Educación y Secretaría de Salud.

También participan la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social y el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) y varias entidades privadas.

Noviembre y diciembre de cada año son los meses en que el deseo de migrar aumenta significativamente, esto debido a que las personas que tienen sus padres u otros familiares en el extranjero, sienten el deseo de volver a verlos para reunificarse.

Los que no intentan irse en determinado año, siempre tienen pendiente que habrá una oportunidad de partir, según expertos el deseo de migrar aumenta significativamente , esto debido a que las personas que tienen sus padres u otros familiares en el extranjero , sienten el deseo de volverlos a ver para reunificarse.

Los que no intentan irse en determinado año, siempre tienen pendiente que habrá una oportunidad de partir, según expertos.

10 causas que empujan a la migración:

1

desempleo

La falta de un empleo o el deseo de dejar el que tiene porque no satisface sus metas.

2

Inseguridad humana

Muchos se van porque no pueden satisfacer necesidades básicas como la alimentación.

3

reunificación

Otros se van por el deseo de volver a ver a sus familiares.

4

causas naturales

Muchos emigran porque pierden sus bienes y empleos por causas naturales.

5

Falta de tierra

Una buena parte de los migrantes se va porque son despojados de sus tierras de trabajo.

6

aventureros

Aunque muchos no lo crean, hay migrantes que se van de su país por aventurar.

7

superación

Algunos padres de familia tienen su empleo, pero no pueden educar a sus hijos

8

becas de estudio

Los afortunados son aquellos que migran porque obtuvieron una beca de estudios.

9

maras y pandillas

En muchos barrios, sus habitantes son expulsados por las mara

10

causas sexuales

Varias oenegés sostienen que muchos hondureños migran por discriminación sexual

Canadá y España emplean a migrantes hondureños

TEGUCIGALPA. Datos oficiales del Gobierno reflejan que entre 2017 y junio de 2019 se ha logrado colocar a 333 hondureños en un programa de reinserción laboral en Canadá y España. Los hondureños han sido empleados en los campos de la agricultura, lechería, porcicultura, granjas avícolas, soldadura y jardinería.

El sector que más tiene trabajadores es el de la agricultura con un total de 286 compatriotas. La Secretaría de Trabajo en conjunto con otras instituciones responsables de recopilar información y ejecutar proyectos, ha implementado programas de apoyo a la población que está interesada en migrar de forma ordenada y legal, respetando los derechos laborales y humanos de los migrantes. También hace gestiones para lograr empleos en otros países.