Atentado con bomba molotov catedral de Managua y dañan imagen de Cristo

Dentro de la capilla solo estaban dos personas, una de ellas una adulta mayor que tuvo que ser ayudada a salir del lugar.

La versión de la bomba fue confirmada por testigos, cuya seguridad despertó preocupación en diferentes organismos defensores de los derechos humanos que, al igual que la oposición, responsabilizaron por el incendio al Gobierno y al oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). AFP
La versión de la bomba fue confirmada por testigos, cuya seguridad despertó preocupación en diferentes organismos defensores de los derechos humanos que, al igual que la oposición, responsabilizaron por el incendio al Gobierno y al oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). AFP /

Managua, Nicaragua

Un desconocido realizó este viernes un atentado en la Catedral de Managua con una bomba molotov que incendió la capilla que alberga a la Sangre de Cristo y el Santísimo, una imagen venerada por los católicos nicaragüenses, informaron la iglesia y testigos.

"Una persona no identificada ingresó a la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua y arrojó una bomba, produciendo un incendio en donde permanece la sagrada y venerada imagen de la Sangre de Cristo y el Santísimo", dijo la arquidiócesis capitalina en un comunicado.

El hecho ocurrió en horas de la mañana, cuando dentro de la capilla solo estaban dos personas, una de ellas una adulta mayor que tuvo que ser ayudada a salir del lugar, según una trabajadora del local.

847689-01-02(800x600)
Las relaciones entre la Iglesia católica de Nicaragua y Ortega están rotas desde que la mayoría de religiosos arriesgaron sus vidas para salvar la de miles de personas, de los taques armados contra las manifestaciones antigubernamentales de 2018. AFP

La imagen de la Sangre de Cristo, elaborada en madera policromada con 382 años de antigüedad, es una de las más veneradas por los católicos nicaragüenses.

El incidente se produce tras varios actos de vandalismo denunciados por la iglesia católica en las últimas dos semanas en templos de otras ciudades y en medio de un forcejeo entre la jerarquía y autoridades por la cancelación de parte de la iglesia a celebraciones de fiestas patronales para evitar el contagio con el coronavirus.

El último incidente fue la cancelación de las fiestas patronales de Managua, que inician el 1 de agosto con una romería de miles de promesantes que acompañan al patrono Santo Domingo de Guzmán.

La vicepresidenta Rosario Murillo dijo a medios oficiales "lamentablemente se dio este incendio, se combustionó, se quemó la estructura de aluminio, las cortinas de tela y la flores que la adornaban (...) por las veladores que encienden los feligreses".

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, horas después rechazó la versión de Murillo en declaraciones a periodistas y la atribuyó a "pura especulación", asegurando que en la capilla "no había veladoras".

El jerarca católico visiblemente molesto dijo que "esto es un acto terrorista, así lo quiero decir claramente, un acto terrorista para amedrentar a la iglesia en su misión evangelizadora".

Organismos de derechos humanos, sociedad civil, empresa privada y ciudadanos reaccionaron indignados en las redes sociales por el ataque al templo mayor de los católicos.

La Prensa