San Pedro Sula, Honduras.

El síndrome premenstrual es un amplio conjunto de malestares físicos y emocionales previo, durante y posterior al periodo menstrual de una mujer en edad reproductiva.

Esta condición, que afecta a entre el 15% y 20% de las mujeres que reciben consulta en el hospital materno infantil Leonardo Martínez, ocurre más o menos de 5 a 10 días antes de que comience el ciclo menstrual. La distensión, sensibilidad en mamas, torpeza, estreñimiento, dolor de cabeza, fatiga, tensión y altibajos emocionales y otras manifestaciones generalmente cesan cuando comienza su periodo o poco después, de acuerdo con Luis Enrique Sánchez, ginecólogo de la consulta externa en la sala de atención a la mujer en ese centro.

“De 25 atenciones diarias, unas tres presentan la condición. El síndrome menstrual se estudia en los textos de ginecología en el capítulo de trastornos psiquiátricos en la mujer vinculados a su periodo. Esta condición se trata de forma multidisciplinaria con otros especialistas, como psicólogos, dependiendo de la gravedad del caso”, manifestó.

Costos

Las causas de este trastorno se atribuyen a los hábitos alimenticios, ciclo de sueño, estrés, alteraciones hormonales, falta de ejercicio, herencia y abuso de sustancias.

Una vez identificadas las causas se puede tratar y acabar con el trastorno o disminuir los síntomas.

José Jaar, ginecólogo y regidor, indicó que es una minoría la que sufre estos trastornos durante su periodo. “Esto no es nuevo, cuando el dolor es mucho se puede incapacitar al paciente. En la Ley del Seguro Social está estipulado como dismenorrea (menstruación difícil y dolorosa). Los médicos consideran que modificar una ley a favor de esta condición dejaría pérdidas a las empresas, ya que habría primero que comprobar que no es otra patología como tumores, una enfermedad pélvica o colon irritable, y esto lleva tiempo y costos.