13/08/2022
04:17 PM

Más noticias

Sampedranos denuncian abuso en aumento a pasajes

Transportistas aseguran que buses fantasmas usurpan las rutas en los sectores Chamelecón, Rivera Hernández y la Unah-vs.

San Pedro Sula, Honduras.

Miles de sampedranos se quejan a diario por el excesivo aumento de los pasajes que se ven obligados a pagar para regresar a sus hogares.

La mayor parte de las rutas de buses y taxis, entre colectivos y ruleteros, aumentan los precios de los pasajes, principalmente por la tarde y la noche.

Solo en San Pedro Sula circulan más de 3,500 buses y unos seis mil taxis, incluyendo ruleteros y colectivos. Sin embargo, por la noche solo trabaja la minoría, por lo que algunos de ellos se aprovechan de la necesidad de las personas. “El aumento de los pasajes se da desde hace varios años; no sabemos a quién llamar para que ponga orden en los buseros y que no se aprovechen del pueblo”, expresó el ciudadano Alberto Miranda.

Francisco Alvarado, titular regional de la Dirección de Transporte, exhortó a los usuarios a denunciar todos los abusos de los transportistas porque los precios de los pasajes ya están establecidos y nadie debe alterarlos. “Les pedimos a todas las personas afectadas por los abusos de los transportistas que denuncien en nuestras oficinas o ante los inspectores para actuar y montar operativos con el fin de sancionar a los dueños de unidades que irrespeten las reglas establecidas por la Dirección de Transporte”, manifestó.

Recordó que Transporte decomisó la semana pasada dos buses del sector Rivera Hernández luego de recibir denuncias de incrementos. “Haremos un llamado de atención en los puntos de buses y taxis para advertirles que si continúan subiendo los pasajes, serán sancionados y decomisadas las unidades”.

Los sectores donde más se reporta el aumento en los pasajes, principalmente por la noche, son colonias vulnerables a la delincuencia como Chamelecón, Rivera Hernández y López Arellano, de Choloma.

“Otro problema es que estos bárbaros no cumplen las rutas; llegan hasta cierta parte para bajar a los pasajeros y nos toca caminar casi la mitad del recorrido que ellos deben hacer en cada sector”, expresó un poblador de la 6 de Mayo.

El pasaje establecido para los buses rapiditos es de ocho lempiras, pero por la noche lo incrementan a 15 y hasta 20 lempiras. “Los taxis colectivos de la Rivera Hernández abusan de los ciudadanos. Después de las ocho de la noche cobran 25 lempiras y después de las nueve aumenta a 30 y muchas veces hemos pagado 50 para llegar a la 6 de Mayo”, aseguró otra pobladora del sector Rivera Hernández.

Nelson Fernández, dirigente de los transportistas, dijo que en algunos sectores de la ciudad hay pobladores que dan transporte, pero como no son rutas autorizadas, establecen el precio de los pasajes a su antojo.

“Las empresas no debemos salirnos de nuestras rutas porque somos sancionados por Transporte, pero algunos buses son privados y usurpan nuestras rutas, convirtiéndose en competencia desleal”, expresó el transportista.

Otro sector donde ocurre ese tipo de abusos es la Universidad Nacional Autónoma del Valle de Sula, donde por la noche se pueden ver decenas de buses rapiditos que pertenecen a rutas incluso de otros municipios, como Choloma, Puerto Cortés, Potrerillos y Villanueva.

“Ninguna ruta puede tener dos permisos de operación. No existen permisos para que la misma unidad pueda recorrer dos sectores diferentes, principalmente cuando los dos sectores disponen de servicios de transporte”, aseguró Fernández.