San Pedro Sula, Honduras.

Más del 60% de los dos mil y pico de buses que circulan en la zona norte han sido censados por la Dirección Regional de Transporte.

Rigoberto Inestroza, apoderado legal de esa dependencia, informó que en menos de un mes debe estar terminado el censo regional de buses grandes, rapiditos y taxis que están en circulación.

El censo se realiza en la 105 Brigada de Infantería, donde los inspectores hacen la inspección física de las unidades y el personal administrativo revisa la documentación.

“A diario estamos recibiendo 200 taxis que son sometidos a todas las revisiones; los propietarios de las unidades que no cumplen los requisitos tienen un tiempo estipulado para que agilicen sus documentación y no se queden fuera de circulación”, explicó.

Solo en San Pedro Sula circulan más de seis mil taxis, por lo que Transporte hace un llamado a los empresarios del rubro para que acudan a la revisión y eviten ser sancionados y sus buses y taxis decomisados.

Al finalizar el censo, a cada taxi o bus le colocan un sticker que comprueba que la unidad cumple los permisos de circulación.

A los conductores y ayudantes se les registran las huellas y fotos para tenerlos en una base de datos y así dar mayores medidas de seguridad a los usuarios. “Hemos encontrado irregularidades, como permisos de operación que son utilizados en varias unidades, y esto no puede seguir”, agregó.

Transportistas como Antonio Hernández esperan que el censo sirva para sacar de circulación las unidades que operan ilegalmente en la ciudad.