25/02/2024
12:20 AM

Salen a la calle a exigir no se permita explotación minera

Pobladores de El Progreso, El Negrito y Santa Rita celebran Día Mundial de la Tierra.

“Da lástima ver cómo la tala y las quemas están matando la montaña Mico Quemado, si permiten la instalación de mineras será el tiro de gracia”, expresó Domingo Rivera, habitante de El Progreso.

A sus más de 60 años de edad, ayer se unió a un grupo de manifestantes que salieron a las calles de la Perla del Ulúa a celebrar el Día Mundial de la Tierra y aprovechar la fecha para exigir a las autoridades municipales que no permitan la explotación minera en la referida reserva.

En 1994, el Congreso Nacional aprobó el decreto 144-94 que declara a Mico Quemado como área protegida con una extensión de 28,500 hectáreas. Pese a existir esa Ley las autoridades muy poco han hecho para que se cumpla y se proteja la zona que diariamente registra entre uno o dos quemas por los mismos agricultores.

Rechazo

“En el Gobierno se nos dijo que la Ley para la explotación minera ya quedó firme y no hay paso atrás, por tal razón a nosotros solamente nos queda salir a las calles a exigir se nos respete el derecho de tener agua y un aire puro, el reclamo será permanente para proteger nuestros recursos naturales”, expresó José Hernández, presidente de la Asociación Intermunicipal de Desarrollo y Vigilancia (Aidevi), que integra a todo el Valle de Sula. El dirigente recordó que el 25 de febrero marcharon desde El Progreso a Tegucigalpa para hacer conciencia en los diputados del Congreso Nacional el error que cometían al aprobar la Ley de Minería. “Cuando llegamos el 8 de marzo, los funcionarios dijeron que todo está hecho y que ya es Ley”.

Hernández explicó que las comunidad de El Progreso, El Negrito y Santa Rita están alerta y exigiendo a sus autoridades que no autoricen nada que se trate de explotación de minerales. Modesta Morales, regidora de la Municipalidad de El Negrito, dijo: “he participado en la actividad porque estoy consciente del daño que se le quiere hacer a la reserva y a la misma población que no quieren que se dé lo mismo que sucedió en otras zonas del país donde por la presencia de las mineras se contaminaron sus aguas y las personas padecen de enfermedades y deformaciones”.

Indicó que al igual que ella el resto de miembros de esa Corporación no firmarán ningún permiso para ese tipo de actividad.

Sulay Rivas, jefa de la Unidad Municipal Ambiental de El Progreso, dijo que hasta el momento no tienen ninguna solicitud para esa actividad.

“De llegar a nuestra dependencia una solicitud de ese tipo se tendrá que consultar a la población para conocer su posición, si la ciudadanía dice que no, eso se va a respetar y no se otorgará ningún documento que venga a dañar el ambiente”, agregó la funcionaria.

La marcha culminó con un plantón frente a la Alcaldía.