San Pedro Sula, Honduras.

Las aulas de los centros oficiales de San Pedro Sula recibieron a miles de estudiantes ayer luego de un mes de tomas contra la campaña de alfabetización.

Con ceremonias y la entonación del Himno Nacional, los jóvenes que protestaban contra esta actividad que estaba designada como su trabajo social doblaron las banderas colgadas en los portones para ingresar a recibir el pan del saber a las aulas de clases.

José Carballo, director del José Trinidad Reyes, informó que esta semana el cuerpo docente y alumnos desarrollarán reuniones para determinar cuántos jóvenes continuarán como voluntarios del programa de alfabetización y los que harán otros trabajos como parte de su trabajo social. Sin embargo, ya consideran como primera opción la construcción de cátedras empotradas elaboradas de ladrillo y cerámica.

Nicolás Ochoa, director del Centro Técnico Hondureño Alemán, refirió que en ese colegio los jóvenes harán varios trabajos, como mantenimiento de aires acondicionados en iglesias y escuelas, así como la reparación del sistema eléctrico y ventiladores de centros educativos.

También la aplicación de cursos de conocimientos básicos de mantenimiento automotor, charlas de protección al medio ambiente y clases de dibujo técnico.

Suamy Ramírez, director del Instituto Primero de Mayo, manifestó que ya se plantean trabajos de reparación de techo y pintura en su centro. “Algunos ventiladores están dañados. También habría reforestación del colegio y la colonia Fesitranh”, dijo.